Alaskan Malamute, enfermedades y problemas de salud

El AlasKa Malamute es una raza que tiene predisposición genética a sufrir displasia de cadera, displasia de codo, atrofia progresiva de retina, glaucoma, hipotiroidismo y deficiencia de cinz.

Una detección precoz en estas y cualquier otra enfermedad es lo que nos permitirá dar mayor calidad de vida a nuestro perro.

El Alaska Malmute es un perro con una gran complexión física y mucha fortaleza, pero también tiene tendencia a sufrir ciertas enfermedades hereditarias.

Estos problemas no afectan solo a la raza, y de hecho, son comunes a muchos perros, pero es importante comprobar  si un cachorro tiene predisposición genética a sufrirlos, antes de adquirirlo.

alaskanmalamutemiradafija.jpg

Como todos los perros de gran tamaño, el Alaska Malamute puede sufrir displasia de cadera, una malformación de la articulación que impide que la cabeza de fémur encaje bien. Se agrava por problemas de obesidad, lo que acaba provocando que sus huesos no resistan el peso. El principal síntoma de la displasia es la cojera, y el veterinario la diagnosticará con todas las garantías a partir de los dos años de vida del perro.

Una enfermedad parecida que también tiene posibilidades de padecer el Alaska Malmute, aunque con menor incidencia, es la displasia de codo, que provoca una falta de encaje de los huesos húmero, cúbito y radio. Sus síntomas incluyen la cojera, las molestias al hacer ejercicio, y la inflamación de la zona.

Asimismo, esta raza de perros también puede tener problemas oculares, como el glaucoma (igual que el que padecemos los humanos) o la atrofia progresiva de retina. Esta enfermedad consiste en una pérdida progresiva de visión, que acaba originando una catarata.

La deficiencia de zinc es otro problema de salud habitual en los perros nórdicos, como el Alaska Malmute. La falta de este material provoca que el animal sufra complicaciones en la piel y el pelo, como irritaciones, heridas y costras.

Finalmente, destacamos  el hipotiroidismo como otra de las disfunciones más habituales en esta raza de perros. Se trata de un fallo de la glándula tiroides,  que provoca problemas de pelo y piel, aumento de peso, y cambios de carácter, entre otros síntomas. Su tratamiento es el mismo que en el caso de las personas: una pastilla de hormonas sustitutivas al día.

Ten siempre en cuenta que todas estas enfermedades se pueden tratar en el veterinario. Visita habitualmente a tu especialista de  confianza para que establezca a tu perro la atención necesaria para que pueda llevar una vida normal.

Encuentra aquí todo lo necesario para tu Alaskan Malamute y recuerda recoger toda la información que puedas antes de adquirir un ejemplar de esta raza.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder