American Curl Shorthair

La raza American Curl Shorthair es caracterizada por ser una raza muy amigable y simpática, a la cual le gusta estar con la familia y se adapta muy bien a la vida del hogar.

Con cepillarlo frecuentemente y tener cuidado de limpiar las orejas a menudo es suficiente.

Su rasgo más distintivo son sus orejas caídas hacia atrás. En cuanto al pelaje, podemos encontrar la variedad semi larga y la corta.

amercan curl 3.jpg

El Curl Americano o también llamado Rizo Americano es una raza de gato, caracterizada por la forma poco corriente de sus orejas, las cuales están dobladas hacia atrás. De este modo, el cartílago de las orejas es muy frágil.

Se trata de una raza muy joven, los primeros cruces se iniciaron en 1980. Goza de gran popularidad en Estados Unidos y en Europa poco a poco se va afianzando. El American Curl combina la astucia de su pariente el gato callejero con la docilidad del gato de raza.

Las crías nacen con las orejas rectas, que empiezan a doblarse a los diez días. Después de cuatro meses, sus orejas ya son muy rígidas y no se doblan más. Es curioso el hecho de que en el concurso de Curls Americanos las orejas deben inclinarse entre 90 y 180 grados, cuanto más inclinado esté el arco mejor, aunque si la punta de las orejas toca la cabeza, éstos quedarán descalificados

Carácter – Convivencia – Comportamiento – Educación:

El American Curl es un gato cariñoso y apacible. Su gran inteligencia lo convierte en un animal encantador y divertido, de gran tolerancia a otros animales y fácil convivencia en familia.

Se adaptan bien a cualquier espacio aunque agradecerán accesos al exterior.

Representa el equilibrio entre las razas más activas y las más tranquilas. Son inteligentes y toda su vida juguetones, no alcanza la madurez hasta los 2 o 3 años de edad.

Cuidados y Salud:

El American Curl no necesita una atención especial, bastaría con cepillarlo frecuentemente para evitar que el pelo se le anude especialmente en los ejemplares de pelaje semilargo. Las orejas requieren una limpieza frecuente, suele acumularse serosidad en la estrecha base debido a la curvatura característica.

El American Curl suele ser un gato robusto y sano. En los ejemplares de pelo largo se podrían presentar casos de tricobezoares (bolas de pelo en el aparato digestivo).

Su constitución es fuerte y sana, no se les suele detectar ninguno de los defectos genéticos que sufren numerosos gatos de pura raza.

Historia:

Esta especie originó en Lakewood, California como resultado de una mutación espontánea y fue en junio de 1981, que Joe y Grace Ruga encontró las dos primeras crías, que casualmente poseían el carácter distintivo de la raza, las orejas rizadas hacia atrás.

Todo indica que la raza procede de distintos cruces con “Shulamith”, una gata callejera encontrada por la familia Rugade.

En 1983, el primer Curl Americano fue exhibido en un concurso de gatos por primera vez, y en 1987, el Curl American de pelo largo fue el ganador del concurso de la Asociación Internacional de Gatos. En 1993, el Curl Americano fue la primera especie admitida por la Asociación de Admiradores de Gatos.

La CFA reconoció la raza en el año 1991 y la FIFE en el 2002.

Apariencia General:

El American Curl es inconfundible por sus orejas curvadas hacia atrás.

Suelen ser animales de tamaño mediano, conservan el tono macizo adquirido de los primeros cruces con gatos Maine Coon.

Cabeza en forma de cuña, orejas con característica curvatura hacia atrás y rematadas con penachos de pelo que asoman desde el interior. Cola larga y emplumada.

En cuanto al pelaje, se pueden distinguir dos variedades; semilargo y corto aunque es más habitual el primero. Con un mínimo de subpelo, corto, denso, apretado y brillante o bien semilargo y de mayor longitud en la cola, se aprecian los penachos en el interior de las orejas.

Admite todas las tonalidades excepto el chocolate y canela con toda su gama.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)

Responder