Anemia en perros

La anemia en perros puede tener diferentes causas y ser leve o grave. Esta última es uno de los problemas de salud en perros que ocasiona la muerte, por lo que requiere de atención veterinaria urgente. 

images12.jpg

La anemia es la pérdida o la destrucción de los glóbulos rojos presentes en la sangre, los cuáles están encargados de transportar oxígeno a todo el cuerpo. La anemia en perros puede causar cansancio, letargo, intolerancia al ejercicio, sueño, pesadez, etc.

Si bien la anemia en perros no es contagiosa, puede estar provocada por una enfermedad infecciosa (como es el caso de la ehrlichiosis, que se transmite por la picadura de las garrapatas). El tratamiento de la anemia grave puede requerir una transfusión de sangre, para poder brindar al organismo los glóbulos rojos perdidos o no producidos. Si este es el caso deberíamos desparasitar al animal y buscar un método antiparasitario de protección para el animal, para evitar que la enfermedad vaya a peor, un método muy cómodo es el uso de sprays, como Frontline, que ayudan al animal a augmentar sus defensas contra los parásitos. 

El diagnóstico de uno de los problemas de salud en perros que pueden ser mortales, es mediante un análisis de sangre. Esto se puede realizar en cualquier veterinaria y sirve para determinar el nivel de hematocritos en el flujo sanguíneo. Si es inferior a los rangos normales, se puede prescribir un medicamento especial y en casos graves, como se dijo anteriormente, recurrir a la transfusión.

La prevención de la anemia en perros está relacionada a la atención básica del animal y al mantenimiento de su salud. Se puede reducir el riesgo de la anemia por garrapatas si se utilizan garrapaticidas o pulguicidas (siempre avalados por el veterinario).

En el caso de que la anemia en perros ya sea un hecho y el médico indique ciertos medicamentos, es preciso conocer cuáles son los efectos secundarios frecuentes, para poder supervisar el comportamiento o la salud del animal. Si se notan, por ejemplo, vómitos, diarrea, falta de apetito o cansancio mayor, es preciso llevarlo nuevamente al veterinario para que lo revise o cambie el fármaco por otro que sea más adecuado.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder