Angora turco

La raza de gatos Angora Turco se caracteriza por ser una raza dócil e inteligente. Juguetona con los niños y amable en el ambiente.

Son mimosos y les gusta ser acariciados.

No necesitan cuidados especiales. Con cepillarle su pelo largo de vez en cuando puede ser suficiente. Cabe tener en cuenta que con su largo pelaje pueden aparecer bolas de pelo, así que también se recomienda tomar medidas preventivas para evitarlo.

El Angora Turco es un gato mediano, fuerte, musculoso y con la cabeza pequeñita. El color más común en el pelaje es el blanco, aunque hoy en día se aceptan los demás colores.

a.jpg

El angora turco (en turco: Ankara kedisi) es una raza de gato doméstico, originaria de la región de Ankara, en Turquía central.

El Angora Turco, a decir de muchos entendidos, podría ser la raza felina más antigua y origen de muchas de las actuales. Lo cierto es que, de estos bellos animales, ya se tiene constancia en varios países del Oriente Próximo desde tiempos Bizantinos.

Como anécdota; la leyenda de que el fundador de la Turquía moderna, Mustafa Kemal Atatürk, regresará al mundo de los vivos reencarnándose en un Angora Turco.

Pese a ello, el término angora ha sido aplicado injustificadamente para designar a cualquier gato de pelo largo, sin importar su origen o raza. Así, en España, muchos gatos comunes de pelo largo, o incluso persas sin pedigrí, se denominan erróneamente "angoras".

Carácter – Convivencia – Comportamiento – Educación:

El Angora Turco es un gato independiente y temperamental aunque se mostrará habitualmente  dócil y cariñoso. Se trata de un gato muy inteligente y juguetón, le encantará entretenerse con pequeñas pelotas. Con un poco de práctica, será capaz de devolvérnoslas si se las lanzamos, adoptando un comportamiento más propio de un perro.

Se adaptará bien a cualquier entorno siempre que disponga de total movimiento. Con los niños suelen comportarse muy pacientemente.

El angora turco es una raza de gatos inteligentes, curiosos, ágiles, bastante activos y maulladores.

Le gusta vivir con una sola persona, que comparte su respeto por la paz y tranquilidad. Son muy devotos de su dueño, al que suelen seguir por la casa supervisando todos sus movimientos.

Les gusta ser el centro de atención, son fieles y muy mimosos. No les gusta que les cojan demasiado tiempo en brazos, aunque sí estar todo el tiempo en compañía humana. Disfrutan escalando a los lugares más inaccesibles y contemplándolo todo desde el lugar más elevado de la casa.

El angora es educado, afectuoso e inteligente. Juguetón a veces, es un gato muy adecuado para la vida en el interior de una vivienda, siempre que su territorio no sea demasiado limitado.

Pueden aprender hasta diez órdenes y actuar conforme dictan.

Cuidados y Salud:

El Angora Turco no necesitará un cuidado demasiado exhaustivo, tan sólo cepillados esporádicos. Su larga cabellera nunca se apelmaza al no poseer pelusa lanosa.

El Angora Turco suele ser un gato sano y longevo. En los ejemplares blancos existe riesgo de sordera congénita, especialmente en los ejemplares de ojos dorados y dispares.

Debido al largor de su pelaje, también se podrían presentar casos de tricobezoares (bolas de pelo en el aparato digestivo).

Historia:

El Angora Turco es originario de Turquía. Su difusión entre los países vecinos empezó entre los siglos X y XII fomentada especialmente por el gran tráfico de mercaderes. A Occidente, sin embargo, no llegaría hasta el siglo XVI, una vez más, de la mano de comerciantes; ingleses y franceses. La raza empezó a ganar protagonismo entre la nobleza de la época y hoy en día sigue siendo una de las más apreciadas. La raza se oficializó en los años setenta, tanto en USA como en Europa.

Los gatos de angora fueron los primeros gatos pelilargos introducidos en Europa, en el siglo XVI. Se importaron de la ciudad de Angora en Turquía (ahora Ankara), la misma que produjo la cabra de angora, conocida por su lana extremadamente suave, llamada mohair. El gato conquistó rápidamente a los aficionados.

No obstante, cuando la raza persa comenzó a ganar terreno, el auténtico angora prácticamente llegó a extinguirse como raza. Después de la Segunda Guerra Mundial volvió a despertar interés, y los criadores en Estados Unidos resucitaron la raza bajo el nombre de angora turco, usando gatos existentes y algunas importaciones directas del zoo de Ankara. Actualmente en Estados Unidos, se reconocen distintas variedades del angora turco.

Apariencia General:

El Angora Turco es un gato mediano, elegante y musculoso,  de cuerpo largo y esbelto, atlético y musculoso. Las hembras suelen pesar alrededor de los tres kilos y los machos adultos un poco más, hasta cuatro kilos y medio.

La cabeza es pequeña, en forma de cuña suave y el cuello es largo, delgado y elegante. Las orejas son grandes, tiesas, con mechones de pelo y ligeramente puntiagudas. Las patas son largas, con las traseras más largas que las delanteras.

Los ojos son grandes, ovalados y ligeramente oblicuos, y pueden ser de cualquier tonalidad: entre ámbar y dorado, verde, azul o dispares (en los ejemplares de color blanco).

El pelaje, sin apenas capa interna, es semilargo sobre el cuerpo, más corto sobre el lomo y el morro, largo en el cuello y bajo la tripa. La cola parece una pluma, con el pelo bastante tupido, suele estar baja con respecto al cuerpo, si bien cuando el animal se desplaza deprisa la pone hacia adelante, en paralelo al lomo, y casi toca la cabeza.

Aunque los más conocidos son los blancos de ojos azules o dispares, hoy día se reconocen todos los colores, salvo los orientales. Hay más de veinte variedades: bicolores, todos los colores de tabby humo, tabby clásicos y atigrados, tabby plata, colores sólidos (blanco puro, negro, azul, rojo, carey…), etc.

En conjunto, el angora turco da impresión de equilibrio, de proporción y ligereza. La combinación de un cuerpo esbelto, largo, con patas traseras altas y cola ahusada en dirección a la cabeza y las orejas, produce un efecto de movimiento flotante y vaporosa elegancia.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder