Angora turco, consejos higiene y cuidados especiales

El angora turco es un gato que tiene origen Turquía y la primera raza de pelo largo que se introdujo en Europa. El angora turco está considerado como “de la aristocracia” ya que era el preferido de María Antonieta y Luis XVI.

origenes-historia-angora-turco.png

En la actualidad, el angora turco sigue siendo una raza muy apreciada por su aspecto, presentar cuerpo esbelto y ser realmente muy bello y llamativo, sobre todo los ejemplares con un ojo de cada color.

En cuanto a los cuidados e higiene angora turco es bueno saber que al tratarse de un gato de pelo largo, requiere de un buen cepillado a diario o cada dos días, para que luzca un mejor aspecto y a la vez se evite la acumulación de bolas de pelo en su aparato digestivo. El angora turco no conlleva demasiada complicación, pero si cumplir con ciertas pautas.

Por ejemplo, el pelo del angora turco es delicado y muchos veterinarios indican que se debe lavar con un champú específicamente diseñado para esta raza. No hay que abusar del uso de este producto ya que por sí mismo el cuerpo ha de producir aceites naturales.

Lo que sí se puede hacer en cuanto al cuidado del pelo del angora turco es elegir un buen cepillo. Éste tiene que ser de cerdas muy flexibles y poco robustas, para evitar dañar la piel y el pelo. La separación entre las cerdas debe ser la adecuada para que el pelo del angora turco pueda fluir libremente, sin arrancar mechones y el gato disfrute de esa “sesión de belleza”.

El estómago del angora turco puede llegar a ser delicado por lo cual dentro de los consejos de higiene angora turco también se encuentran los relacionados a su alimentación. Elegir un buen pienso, de calidad, evitará problemas estomacales y también que su pelo se vea opaco y sin vida.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder