Azul ruso, consejos higiene y cuidados especiales

El azul ruso es un gato realmente muy hermoso, que destaca por su pelaje gris azulado y su tamaño mediano a grande. La higiene azul ruso no requiere de cuidados muy específicos. Es necesario, según indican los veterinarios, acostumbrarlo desde cachorro a un cepillado regular (una vez o dos por semana). Cuanto antes se establezca el hábito, más simple será realizarlo después, ya que lo verá como un juego o una caricia.

gatos-azul-ruso-8.jpg

Para mantener el pelo del azul ruso en buenas condiciones, se recomienda un cepillo de púas muy finas y cerradas. La higiene azul ruso es esencial como en cualquier raza de gato. Algunos indican que es bueno bañarlo una vez al mes en invierno y cuando pierde el pelo cada 15 días, con el fin de eliminar el pelo suelto y dejarlo más brillante. Sin embargo, no todos están de acuerdo con ello, ya que consideran que por si mismo debe generar sus aceites naturales y que si se lo baña generará más olor. Consultar con el veterinario de cabecera si es o no una buena opción.

Las uñas también necesitan cuidados, porque si están muy largas pueden intentar afilarlas en los muebles o también ser un lugar donde “guardar” gérmenes y bacterias. Por el contrario, si las tiene muy cortas no podrá defenderse, jugar, marcar territorio y hasta cazar cuando sale al exterior. El azul ruso necesitará un trozo de madera o cuerda para cortarse las uñas por sus propios medios.

Por otra parte, la higiene azul ruso también se relaciona a la limpieza de sus “efectos personales” como son: cama, bebedero, comedero, arenero, juguetes, etc. El agua se cambia a diario aunque no la haya bebido; si se le da pienso húmedo, luego hay que lavar el comedero; la cama no puede tener restos de pelo y el arenero las piedras por más de un día o dos; los juguetes desinfectarlos de vez en cuando. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder