Bearded collie o Collie barbudo, conoce la raza, consejos

El Bearded Collie es un perro de expresión dulce y aspecto agradable. De origen pastor es una raza inteligente y fácil de educar.

 

Es un perro muy familiar, juguetón y activo, compañero ideal para los niños. No es nada agresivo y no es un perro indicado para la vigilancia, puesto que es amable, confiado y muy sociable.

 

Por la naturaleza de su pelaje, requiere cuidados especiales en cuanto a cepillado diario para evitar la aparición de nudos y eliminar el pelo muerto.

 

Bearded Collie - Razas de Perro - Petclic.jpg

 

Ficha de Raza

El Bearded Collie o Collie Barbudo es un perro de pelo muy largo y disposición muy activa. Su principal función fue la de perro boyero y perro pastor. En la actualidad se utiliza principalmente como perro de compañía.

 

Al Collie Barbudo en inglés se le conoce por “Bearded Collie”, también se le ha llamado: “Highland Collie”, “Beardie”, “Loch Collie”, “Mountain Scotch Collie” y “Old Welsh Grey Sheepdog”.

 

El Bearded Collie tiene un aspecto simpático y agradable que se debe a su expresión muy dulce y a su pelaje muy particular y abundante, está obteniendo una aceptación cada vez mayor incluso, fuera del Reino Unido. De tamaño no muy grande, puede vivir perfectamente al aire libre aunque a veces prefiera quedarse tranquilo, echado sobre cómodos sillones.

 

Se dice que el Bearded Collie era muy conocido en la época de los romanos aunque este dato no ha sido totalmente comprobado. De todos modos, su antiguo origen es cierto y durante mucho tiempo fue empleado como guardián de las ovejas sobre todo en el Norte de Escocia donde, gracias a su denso pelaje, soportaba sin problemas los rigores del invierno. Es probable que en la creación de esta raza hayan influido el Bobtail -o antiguo perro de pastor inglés- y el pequeño Border terrier: del primero, el Bearded Collie habría heredado tamaño y pelo, del segundo, la agilidad. En la actualidad está muy extendido en el Reino Unido aunque bastante menos en otros países.

 

Carácter – Convivencia – Comportamiento – Educación:

Es un perro inteligente, alerta, vivaz, confiado y activo. Fácil de adiestrar y vivaz, es un perro de trabajo excelente y que no presenta signos de nerviosismo o agresividad.

 

Se le considera una buena mascota aunque el pelo largo se le debe cepillar diariamente y tal vez la atención de un peluquero canino de vez en cuando. También requiere ejercicio, de lo contrario se puede aburrir. Al ser una raza bastante activa que ama los espacios abiertos y correr para ejercitarse, no es recomendable para vivir en apartamentos.

 

Por su carácter alegre, juguetón, afectuoso y despreocupado, es el compañero perfecto para los niños, por quienes demuestra tener una gran paciencia. No tiene actitud de ser un perro guardián pues es muy sociable y confiado; disfruta mucho de la compañía de las personas y no es agresivo. No tiene ningún problema en relacionarse con otros animales. Es un excelente perro de compañía.

 

El Collie Barbudo es un perro con una gran capacidad de aprendizaje lo cual hace que sea relativamente fácil de entrenar. A veces puede ser un poco testarudo. Se recomienda empezar con entrenamiento de obediencia a temprana edad.

 

Cuidados y Salud:

Su pelaje necesita un cuidado especial, que incluya un buen cepillado con la periodicidad suficiente para que no se enrede y poder eliminar cómodamente el pelo muerto, haciendo especial atención a las zonas de las orejas, bajo la cola y las axilas.

 

Tiene una alta predisposición genética a padecer la enfermedad de Addison (insuficiencia de la producción de glucocorticoides y/o mineralocorticoides en la corteza suprarrenal). Con una incidencia es del 1% en los Bearded Collies europeos y hasta de un 3% en EEUU y Canadá, es una de las principales causas de mortalidad en ejemplares jóvenes de esta raza.

 

La enfermedad de Addison es a menudo difícil de diagnosticar, ya que los primeros síntomas se confunden fácilmente con otras enfermedades: letargo y trastornos digestivos.

 

Si se detecta precozmente, puede tratarse con medicamentos de por vida y la mayoría de perros pueden vivir una vida relativamente normal.

Historia:

Aunque se poseen evidencias de que los perros de pastor de distintas zonas británicas tenían una cara peluda, parece seguro que un perro barbudo de pelo largo se desarrolló en Escocia. La palabra “Collie” es la palabra utilizada en Escocia para designar a los perros pastores.

 

Una de las versiones más aceptada con respecto al origen de esta raza de perros, es que desciende del cruce del Pastor Polaco y el Pastor de las Tierras Bajas.

 

La historia del Collie es una mezcla de realidad y leyenda. Kazimierz Grabski, un comerciante polaco, trajo seis pastores polacos cuando comerciaba en Escocia para que le ayudaran con el ganado ovino. Un pastor escocés se quedó tan impresionado con la capacidad de pastoreo de los perros que cambió varias ovejas por varios perros. Posteriormente los perros pastores polacos fueron criados con los perros locales de Escocia para producir el Bearded Collie.

 

Otra versión del origen de este pastor es que proviene de Europa Central; de alguna forma llegó a Escocia donde se ha empleado desde hace cientos de años.

 

A principios del siglo XX el Collie Barbudo estuvo muy cerca de desaparecer, hasta que en la década de 1940, Mrs Olive Willison hizo criar a su perra marrón de esta raza, Jeannie de Bothkennar, con un macho gris, también de esta raza, Bailie de Bothkennar y ese fue el renacer del Collie Barbudo en el mundo canino. El linaje se mejoró, posiblemente añadiéndole algo del Bobtail y ya en la próxima década se volvió a establecer un club para esta raza.

 

La raza se hizo popular durante la última mitad del siglo 20, impulsado, en parte, por Potterdale clásico en Moonhill, un Collie barbudo, que ganó en Mejor Show en Crufts en 1989. El Club de Bearded Collie celebra sus bodas de oro en 2005.

 

Apariencia General

Tiene una proporción largo/alto cercana a 5/4, midiendo hasta la cruz unos 55 cm. Las hembras pueden ser ligeramente más largas. Puede ser de color gris, negro marrón o amarillo, con o sin marcas blancas y  su expresión despierta e inteligente.

 

El color del manto puede variar a lo largo de toda la vida de Bearded Collie; estos cambios se producen especialmente durante los tres primeros años de vida, van de oscuro a claro, para volver a oscurecerse en la madurez, que en esta raza se produce alrededor de dicha edad

 

La apariencia general del Bearded Collie, aunque de sólida construcción, debe tener un aire que no le haga parecer demasiado pesado. La expresión despierta, que muestra curiosidad, es un rasgo distintivo de la raza. Las hembras pueden ser ligeramente más largas que los machos. La cabeza debe ser proporcionada al tamaño del cuerpo; su cráneo es largo, plano y cuadrado; su bóveda craneana es muy amplia; el stop es moderado y el hocico fuerte, con una longitud idéntica a la del cráneo desde el stop hasta la nuca; la trufa es grande y cuadrada, generalmente negra y de un único color; los ojos tienen un color acorde con el del manto, son grandes, bien separados y de expresión dulce y afectuosa.

 

El dorso es recto, nunca en forma de tonel. La cola está insertada baja, no debe estar anudada ni torcida, y debe ser suficientemente larga para que la última vértebra caudal alcance al menos la punta del corvejón; cuando el perro está de pie o camina la lleva baja y con la punta arqueada; cuando corre puede levantarla, pero en ningún caso la llevará sobre el lomo; debe estar cubierta con abundante pelo. La talla, medida del suelo a la cruz, oscila en los machos entre 53 y 56 centímetros, y en las hembras, entre 51 y 53 centímetros. Las extremidades anteriores deben ser rectas y verticales. Las extremidades posteriores deben presentar una buena musculatura.

 

Los colores admitidos por el estándar son el negro, gris, azul, marrón y arena. Casi todos los ejemplares poseen manchas blancas en la cabeza, cuello, pastas y extremo de la cola. Aunque es muy difícil un ejemplar sin estas manchas blancas, los que no las tienen están admitidos.

 

El pelo es doble; el sub-pelo, suave y apretado. El pelo de cobertura es liso, áspero, fuerte e hirsuto; no debe presentar una textura lanosa ni tampoco ser rizado, aunque se admite una ligera ondulación. Debe tener la longitud y densidad suficientes para ofrecer una buena protección y dar forma al perro, pero no hasta el extremo de perjudicar las líneas naturales del cuerpo. El pelo no debe recibir ningún tipo de arreglo. La cara debe estar cubierta de pelos claros que deben ser ligeramente más largos en los lados, donde cubren la zona que hay hasta los labios inferiores y la región inferior del mentón. La longitud de los pelos aumenta hacia el pecho para formar la típica barba.

 

Si has leído el contenido de este artículo, ya conoces mejor al Bearded Collie, ahora queremos hacerte algunas recomendaciones de productos muy adecuados para esta raza:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder