Bengalí, consejos sobre su alimentación

El gato bengalí es una cruza entre un animal salvaje (el leopardo de Asia) con uno doméstico y que se consolidó más adelante por cruzarlo con otras razas: el siamés, el abisinio, el ocicat y el mau egipcio.

bengalphoto2.jpg

El bengalí es un gato de tamaño mediano y pelo corto atigrado. Es bueno tener en cuenta ambos aspectos si analizamos la alimentación del bengalí. En primer lugar, por las necesidades físicas de alimento y en segundo término, porque requerirá de un pienso que le permita “lucir” sus moteados, así como obtener un pelaje más saludable y brillante.

Los veterinarios pueden indicar los mejores consejos de alimentación del bengalí, sin embargo, en términos generales, es preciso saber que el pienso ha de ser de muy buena calidad y de una marca reconocida. Esto asegurará a los dueños del bengalí (y de cualquier raza) que le está aportando la cantidad de nutrientes necesarios para su buen desarrollo y crecimiento.

El pienso seco es la base de la alimentación del bengalí y por ello no hay que dejar de prestarle atención. En la consulta con el médico se puede preguntar la cantidad ideal para cada etapa de su vida y qué características debe cumplir el alimento para el bengalí.

Como se dijo anteriormente, el bengalí posee un pelaje distintivo con manchas marrones o negras. Los dueños de ejemplares de esta raza preferirán que su pelo se vea bien brillante y llame aún más la atención. ¿Cómo se consigue ello? Básicamente, con un pienso de calidad.

Por otro lado, el bengalí puede consumir pienso húmedo. Esta alternativa presenta menos cantidad de beneficios que el seco, sin embargo, a los gatos (sean bengalí o de otras razas) les encanta y lo prefieren antes que el otro. Por eso, o bien se pueden mezclar ambos u optar por darle un “menú especial” una vez a la semana.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder