Blood Hound, caracter, conducta y comportamiento

El Blood Hound, también conocido como el perro de San Huberto, es una raza procedente de la región de las Ardenas, en Bélgica.

bloodhoundposando.jpg

El Blood Hound posee el olfato más fino de todo el mundo y son capaces de seguir el rastro de una persona o animal con quince días de diferencia. Su olfato es de gran sensibilidad y por ello es usado por la policía o investigadores.

El Blood Hound es un perro grande, de color marrón y negro mayormente, que puede llegar a medir hasta 70 cm de alto y pesar 50 kg (un poco menos las hembras).

En cuanto al comportamiento y carácter, el Blood Hound se destaca por ser muy cariñoso con sus dueños y a la vez es tímido con los que no conoce bien.

Para salir a pasear con este perro, siempre es necesario llevarlo con una correa y en caso de que huela otro animal saldrá corriendo a buscarlo. Es probable que nadie lo detenga porque es muy veloz.

Entre sus cualidades relacionadas a la conducta y cualidades, cabe destacar que el Blood Hound es muy bueno con los niños. Si bien muchos le tienen miedo por su gran tamaño, al tener contacto con él es posible apreciar su bondad y su paciencia.

El Blood Hound se lleva bien con otros perros, sin importar la raza. Además, no requiere de muchos cuidados adicionales como puede pasar con otros.

Su pelo necesita de poco mantenimiento y no demanda demasiado ejercicio. Los expertos aconsejan que camine todos los días como cualquier otro perro.

Por otra parte, es necesario saber que suele hacer muchos hoyos en la tierra buscando objetos o animales. El Blood Hound también suele llenar de saliva a su alrededor, por la forma de su boca.

Más allá de esto, es un perro ideal para tenerlo en una casa grande y con jardín. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder