Bombay

La raza de gatos Bombay se caracteriza por ser una raza muy familiar, a la que no le gusta la soledad. Puede adaptarse a cualquier tipo de espacio, grande y pequeño, siempre y cuando le prestemos la atención que se merece.

Al ser un gato de pelaje corto, bastará con cepillarlo de vez en cuando para quitarle el pelo muerto. Por lo general, es una raza bastante sana.

Se trata de gatos medianos y musculosos, con el pelaje uniforme y de color negro. Se caracterizan por tener unos ojos muy grandes y separados entre sí.

bombay.jpg

El gato Bombay es un gato doméstico musculoso y de tamaño mediano, resultado del cruzamiento entre el Burmés y el American shorthair.

Al Bombay siempre se le compara con una pantera en miniatura. Este parecido no es gratuito, la “madre” de la raza, la criadora norteamericana Nikki Horner, se empeñó en crear un gato lo más parecido posible a su personaje preferido; Bagheera, la entrañable pantera negra de “El libro de la Selva” de R. Kipling.

El Bombay, a pesar de ser un gato extraordinario; de carácter afable y fácil mantenimiento, no goza, en la actualidad, de su antigua popularidad durante la década de los ochenta. Especialmente en Europa, son pocas las ocasiones en las que aparecen en las Exposiciones Felinas.

Carácter – Convivencia – Comportamiento – Educación:

El Bombay es un gato afectuoso y tranquilo. También es característico su frecuente parloteo, es muy parlanchín. Afortunadamente poseen una voz dulce de bajo tono.

Son gatos muy sociables, no soportan bien la soledad; buscan constantemente el contacto con su dueño. Es un gato familiar, aceptará sin problemas la convivencia con otros animales y con niños. Podremos sacarlo a pasear con correa, no suelen ofrecer resistencia al arnés.

El Bombay es también muy inteligente; aprenderá con facilidad pequeñas acrobacias y órdenes sencillas como traer objetos o saltar a nuestros brazos cuando se lo pidamos.

Es un perfecto animal de compañía que se adapta rápidamente a lugares poco espaciosos, pero algunos no soportan la soledad. Es un animal que por lo general no es muy "guerrero" por así decirlo, es decir que no busca peleas, es muy pacifico; aunque por lo general si ve un gato extraño que nunca vio en su vida puede reaccionar de una forma descomunal.

Otra de las características del comportamiento del gato de raza Bombay es que no son gatos muy activos, por lo que muchos lo denominan "perezosos"; aunque por otra parte son bastante juguetones.

Cuidados y Salud:

El Bombay no necesita apenas mantenimiento, por su pelo corto bastará con cepillarlo de vez en cuando para mantenerlo brillante y para evitar la acumulación de pelo muerto.

Su peso, en general, es de 3 kilos y medio a 5 kilos, pero hay que tener cuidado con la alimentación porque esta raza es muy aficionada a la glotonería.

Hasta el momento no se le atribuyen al Bombay afecciones características, la selección natural ha convertido a este gato en una de las razas más sanas y longevas.

Historia:

El origen del Bombay lo encontramos en Kentuky (Estados Unidos), a finales de los años 1950. En los años cincuenta la criadora N. Horner empezó a trabajar firmemente con el propósito de conseguir “su” gato negro. Finalmente lo consigue, la raza se produce del cruce entre Burmés  sable/marrón y American Shorthair de color negro.

Años después y con la raza bien establecida, en algunas camadas, de manera esporádica, aparece algún gatito de color marronoso que se presenta en las exposiciones como Burmés.

La raza fue oficialmente reconocida por la CFA (Cat Fanciers Association) en 1970.

El nombre de Bombay fue tomado en honor al leopardo negro, felino salvaje de gran similitud con este gato doméstico, cuyo hábitat natural es la ciudad hindú de Bombay (India).

Apariencia General:

Se trata de un gato mediano; musculoso y compacto. La cabeza es redondeada con el rostro ancho. ·El hocico es ancho, redondeado y bien desarrollado.

Los ojos redondos, grandes y separados en colores cobrizos y dorados. La mayoría de gatos Bombay de ojos color dorado, tienen tendencia a tener una mancha de color cobre en alguno de los ojos.

La cola es de longitud media y recta.

El pelaje es corto y brillante, de textura satinada. El color del manto será absolutamente negro en toda su longitud, hasta la raíz. Las almohadillas de las patas también han de ser todas negras.

Cabeza: redondeada; rostro ancho con ojos bien separados.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder