Border Collie, enfermedades y problemas de salud

Un Border Collie es un perro de aspecto atlético,  que llama la atención por sus patas fuertes y musculosas. Sin problemas importantes de salud, tiene una esperanza de vida de unos 15 años.  

bordercollie1.jpg

Es una raza con pocas enfermedades hereditarias, pero es importante que se  conozcan, de cara a la prevención de las posibles consecuencias que pueden originar estas disfunciones.

<span style=”line-height: 20.3999996185303px;”>Uno de los problemas de salud característicos de estos perros es la osteocondritis disecante, que tiene especialmente incidencia en los Border Collie por su comportamiento físico. Estos perros tienen mucha energía, se mueven mucho, y son capaces de hacer cambios de velocidad y dirección importantes. Por lo tanto, en muchos casos, sus articulaciones sufren un alto grado de estrés, que puede llevar a la separación final de un trozo del cartílago, en lo que se conoce como osteocondritis disecante.

Los síntomas de esta enfermedad, que es hereditaria, aparecen en perros de menos de un año de edad, especialmente machos, y afectan sobretodo al hombro, aunque también pueden incidir en la rodilla, el codo, u otras articulaciones.  Muchos perros sufren irritación y dolor en el tendón, entre otras complicaciones habituales.

Otra enfermedad genética que sufren los Border Collie es la displasia de cadera. De hecho, es de las más comunes en muchos perros de gran tamaño, y consiste en que  la cabeza del fémur no encaja correctamente en la cavidad de la cadera. Esencialmente, provoca dolor y problemas importantes de falta de movilidad. Este trastorno tiene una importante carga hereditaria, pero también se ve agravado por otros factores, como el peso del perro, o el ejercicio que hace.

Los Border Collie también tienen muchas posibilidades de padecer una enfermedad en el ojo típica de su raza, y que también se da en el Rought Collie, Bearded Collie, Shetland y Pastor Australiano. Se trata de un desarrollo defectuoso de una de las capas del ojo, que puede tener consecuencias muy leves, o llegar a producir una pérdida importante de la visión, en uno o los dos ojos.

Ante todo, recuerda que todas las enfermedades que sufra tu perro pueden ser tratadas por un veterinario. No dudes en acudir a una consulta de confianza para que tu perro pueda tener una vida normal, gracias a la medicación y tratamientos adecuados.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 3,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder