Botiquín básico para perros

En primer lugar hay que dejar bien claro que cualquier dolencia en los perros debe de ser consultada con el veterinario.

Él será quien realmente sepa la mejor manera de atajarla y erradicarla.

Pero pese a todo nunca está de más tener en casa un botiquín para nuestras mascotas, con el fin de atajar los primeros dolores o actuar de forma eficaz ante determinados males.

raciborz2007082.jpg

El botiquín del perro es muy similar al de los seres humanos, y debe de contener el mínimo imprescindible para los primeros auxilios. Es decir, nada de medicinas de más, nada de medicar al animal sin recetas del veterinario y nada de un exceso de objetos que pudieran entorpecer más que ayudar a la labor.

Debemos de tener en el botiquín, forzosamente, gasas, vendas y esparadrapo, para poder tapar cualquier pequeña herida que se haya infringido en el animal. En el caso de heridas más grandes podemos hacer una cura de urgencia, pero en cualquier caso habrá que acudir al veterinario. Alcohol y agua oxigenada para desinfectar las heridas serán también elementos imprescindibles, aunque hay que pensar que aplicar estos líquidos sobre las heridas escuece mucho, y lo normal es que el animal se revuelve e intente mordernos, por lo que siempre habrá que aplicar este tratamiento entre dos o más personas. Lo mismo pasa con el termómetro para tomarle la temperatura al animal. También hay que tener a mano un suero fisiológico con el que limpiar los ojos del perro y una pastilla de jabón de vaselina, con el que podremos limpiar superficialmente heridas provocadas por mordiscos, bien en la propia piel del animal o en la nuestra.

En cuanto a los instrumentos que debe tener el botiquín bastará con unas pequeñas pinzas, unas tijeras romas, y un cortaúñas.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder