Braco de Weimar o Weimaraner, conoce la raza, consejos

La raza Braco de Weimar es cazador por excelencia, pues tiene todas las aptitudes para ello, siendo el olfato y la resistencia unas de sus principales virtudes.

Es importante un buen adiestramiento debido a su carácter de ideas fijas. Del mismo modo, es importante que practique ejercicio intenso y a menudo para que gaste su energía.

En cuanto al cuidado del perro, un cepillado de vez en cuando para quitarle el pelo suelto y un mantenimiento de sus orejas para evitarle infecciones ya es suficiente.

Son perros de musculatura potente que pueden llegar a pesar 40 kilogramos y medir hasta 70 cm.

Braco Weirmaraner.jpg

El braco de Weimar o Weimaraner en alemán, es un perro de caza especialmente dotado como Perro cobrador. Se le conoce con el sobrenombre de El Fantasma Gris.

Este perro tiene un pelaje corto y espeso, le protege muy bien de la humedad; esto le permite ser un cazador eficaz en terrenos pantanosos. Son fáciles de adiestrar y se comportan muy bien como perros de guarda. Son cariñosos y obedientes.

Toma su nombre del Gran Duque Carl August de Weimar.

Se especula que el Weimaraner desciende del Leithunde gris, un perro de caza francés que se usaba durante el siglo XVII. Pero las teorías más aceptadas son las que dicen que esta raza de perro desciende del Perro de San Hurberto. El primer Weimaraner de pura raza conocido data de finales del siglo XVIII.

Carácter – Convivencia – Comportamiento – Educación:

El Braco de Wimar es un perro polivalente se adapta perfectamente a cualquier tipo de entrono y es un excelente cazador. El Braco es un perro fácil de adiestrar, no obstante hay que ser constante para lograr una buena conducta en el.

Es un perro inteligente, atento, valiente y sobretodo protector. Es un perro que le gusta sentirse uno más de la familia.

Tiene una gran resistencia y una especial pasión per el rastreo y el olfateo. En el campo no es un gran corredor, y algunos teóricos actuales dicen que esto es así porque le gusta tanto su amo que prefiere estar cerca de él. Ésta puede ser una opinión muy acertada, ya que los Weimaraner son perros extremadamente leales y pueden mostrarse protectores con sus amos, familias y propiedad, pero este instinto de perro guardián no debería ser alentado. Son perros también valientes y obedientes, testarudos y llenos de energía, cualidades que no les hacen adecuados para propietarios inexpertos. Como el Weimaraner fue desarrollado como perro de caza menor y aves, puede ser peligroso para los pájaros y los pequeños mamíferos como gatos o perros pequeños.

Como la mayoria de razas grandes especializadas en la caza los Weimaraner son perros que necesitan hacer ejercicio con bastante freqüencia. Se trata de un perro muy enérgico adiestrado para la caza. Cualquier persona que quiera tener un Braco de Weimaraner tiene que tener muy presente esto, sino siempre se puede decantar por un perro que no necesite tanta actividad ni que sea tan energético.

La naturaleza del Braco de Weimaraner requiere que a este perro se le tenga que adiestrar de forma muy persistente, puedes encontrar productos de adiestramiento en este enlace. Lo idoneo es que se empiece con el adistramiento desde muy pequeño. Hay que aplicar todos los métodos posibles para cachorros desde muy pequeño. Es muy importante ser constante a la hora de adiestrar al Weimaraner, para que así aprenda a respetar a todos los miembos de la familia. Hay que ser firme a la hora de dar órdenes al perro, no obstante, sin mostrar un carácter agresivo, ya que puede ser contraproducente. El Weimaraner es un perro sensible, versátil y lleno de energía son aspectos que siempre hay que tener en cuenta.

El Weimaraner es un perro muy protector y no dudará en ladrar para alertar a sus dueños de la llegada de extraños. Son perros muy sensibles y atentos con su amo, no obstante si se les deja solos durante mucho tiempo puede que ladrén de forma reiterativa, creando asi una actidud destructiva en el perro. Son perros de caza, pero no hay que olvidar que son perros y que necesitan atención, cariño y afecto.

Los Weimaraner son perros que no requieren un cuidado especial en cuanto al cepillado. Tienen un pelaje liso. El brillo del pelaje se puede mantener con un simple cepillado semanal. Para los ejemplares de pelo largo si que hay que tener un poco más de cura a la hora de acicalarlo. Sin embargo no son perro con cuidados extremos en cuanto al pelaje, con una carda y un guante de masaje es suficiente.

Los Weimaraner son perros de caza, y en paises centro europeos son muy valorados y se realizan multiples pruebas relacionadas con la Caza. Es un perro con muchas habilidades es ágil, fuerte, atlético y muy versátil. Hay muchos paises donde el Braco es muy querido, como Alemania y Austria donde se ralizan pruebas orientadas a esta raza en concreto.

El Braco de Weimaraner es un perro que de por si tiene instinto cazador, si a esto se le acompaña con un buen adiestramiento se obtendra un perro con unas aptitudes perfectas. Si además el adiestramiento se empieza cuando el Weimaraner es un cachorro la compenetración entre amo y perro aun será mayor.

Puedes encontrar todo lo que necesitas para tu Braco de Weimar en esta página, una tienda online de gran confianza con productos de todo tipo.

Cuidados y Salud:

El Braco de Weimar no requiere de muchos cuidados. Es recomendable que realice ejercicio de forma frecuente.

Es un raza de perro que se caracteriza por ser muy activa. Hay que tener en cuenta a la hora de tener un braco que son perros que requieren un espacio bastante amplio y sitio donde correr.

En cuanto al cepillado el Weimaraner no requiere un cuidado especial. Cepillandolo una vez por semana para eliminar el posible pelo muerto que tenga. También es aconsejable tener especial cura con el cuidado de los oídos para así evitar posibles infecciones, ya que son perros con tendencia a sufrir problemas en las orejas.

Los bracos de Weimar también pueden sufrir de forma no tan frecuente problemas como la torsión de estómago o la displasica de cadera o criptoquidismo.

Recuerda que nuestros patrocinadores cuentan con una gran selección de productos de gran calidad para que puedas ofrecer todo lo necesario a tu Braco de Weimar.

Historia:

La historia del Weimariano comienza con el Gran Duque Carl August y los nobles de la corte de Wiemar. El Gran Duque conocido como el cazador entre los reyes y el rey entre los cazadores, seleccionó la raza gris plata para la caza en sus bosques. Según la tradición alemana, no sólo el tiempo ha anulado las trazas del origen de la raza, sino que tal vez fueron anuladas deliberadamente por los nobles de esa época, para que este magnífico ejemplar sea exclusivo de la corte de Weimar. La teoría hoy acredita que proviene de Francia e indirectamente del norte de África.

Se piensa esto por el color del pelaje, similar al de la raza de Saint Louis. El color gris es una característica hereditaria recesiva, por lo que se deduce que fue seleccionado para obtenerlo. La cabeza con el hueso occipital ligeramente pronunciado, al igual que el implante de las orejas, están presentes también en el perro gris de Saint Louis. La cola no cortada tiene una curvatura particular que recuerda a la cola del Saluki.

El excepcional olfato, puede ser considerado una característica heredada de los antiguos Leithund de Tracia, que nos retrotraen a un momento anterior de la creación de la República de Weimar. En el siglo XIII, Luis IX de Francia, regresando de una cruzada al norte de África, llevó consigo ejemplares del que después se lo llamó el perro gris de Saint Louis, muy utilizado en Francia para el rastreo y captura de piezas en los bosques.

Esta raza no convivía con los otros perros, vivía con sus cuidadores, lo cual puede explicar la unión con hombre y la necesidad de estar en familia de los Weimaraners actuales. En el siglo XV, otros perros grises fueron llevados a Europa desde Asia. Finalmente el Gran Duque Carl August, un apasionado de todo Perro cazador, selecciona la raza, busca y encuentra viejas líneas francesas, y siguiendo la tendencia de la época, un perro versátil y ágil, y las cruza probablemente con pointers españoles y algunas otras razas. De estas cruzas surge el Weimariano de pelo largo, que fue aceptado oficialmente por el club alemán en 1935.

A fines del siglo diecinueve, el Weimaraner era el rey de los perros de caza, era un perro tímido y un tanto temeroso, que debía ser tratado bien y con dulzura, hablándole en tono bajo. En 1882 el Braco de Weimar era ya una raza bien conocida y afirmada gracias a su versatilidad, y era usado por los cazadores profesionales y guardias forestales.

El reconocimiento oficial de la raza no fue simple de obtener, pero finalmente en 1897 nace el Club Alemán. Después de la Segunda guerra mundial, la zona americana había prohibido la caza y la posesión de las armas de fuego, y es por eso que muchos Weimarianos fueron exportados. En 1951 se retomó la selección basándose en un estándar y rendimiento en el campo.

Durante muchos años se hicieron suposiciones del origen de esta raza, evaluando que fueron el resultado de cruzas con Kurzhaar, Bloodhound, Pointer y hasta una mutación genética del Kurzhaar. Hoy el origen es más claro, gracias a los estudios de los apasionados de esta raza, a pinturas de la época y al estudio de la genética del color.

La exportación después de la Segunda Guerra Mundial, explica el boom en Estados Unidos de la raza. Hoy los conocemos como los fantasmas de plata o fantasmas grises gracias a los soldados americanos que los veían pasar moviéndose elegantemente por los campos alemanes. El verdadero desarrollo de la raza fue en los años 50, cuando el Weimaraner fue considerado un perro de buen gusto, de alta clase, de inteligencia casi humana. Algunos ejemplares acompañaron a Grace Kelly, Eisenhower, Brad Pitt y a Roy Rogers.

Hoy se registran más de 500 cachorros por mes. En los Estados Unidos la raza es revalorizada en todos los sentidos: rastreo, captura de presa, perro guía, narcotráfico, guarda, agility y compañero de vida.

Apariencia General

Los machos de esta raza de perro miden de 59 a 70 cm (tamaño ideal: 66 cm) y pesan de 30 a 40 kg; las hembras de 57 a 65 cm (tamaño ideal: 62 cm) y 25 a 35 kg. Perro robusto, armonioso, vigoroso, de musculatura potente. Necesitan actividad diaria, su nivel de energía es alto.

El pelo de este perro es corto y fino, corto y denso, muy corto (pero más largo y grueso que en las razas de perros que se le pueden comparar); o pelo “de encima” liso y regular con un sub-pelo grueso.

El color puede ser de diferentes tonalidades de gris: gris plateado, gris ciervo o gris ratón así como transiciones entre estas tonalidades. En lo general la cabeza y las orejas de esta raza de perro son de un color más claro. Se admiten marcas blancas sólo muy pequeñas en el pecho y en los dedos. Ocasionalmente en la mitad de la espalda presentan una « línea de anguila » oscura más o menos marcada. Perros que manifiesten marcas rojo amarillentas a lo sumo podrán obtener la clasificación de « bueno ». Las marcas rojas o color fuego son una falta severa.

Son perros que tienen la cabeza moderadamente larga, proporcionada al cuerpo; más ancha en el macho que en la hembra, aunque la anchura de la parte superior de la cabeza sea proporcionada a la longitud total de la cabeza. La longitud desde la punta del hocico a la línea que une las comisuras internas de los ojos es un poco más larga que la de esta línea al occipucio. Existe una cavidad en las sienes. Hueso occipital ligeramente aparente. La arcada cigomática es muy reconocible detrás de los ojos. El hocico del perro es largo y potente, sobre todo en los machos. La región de la boca y de los caninos es casi tan potente. la caña nasal es recta, a menudo un poco abombada, nunca cóncava. La base de la frente (stop) es extremadamente corta. Los labios sobrepasan el maxilar inferior sin que nunca sean temblones y son de color encarnado como el paladar. Existen pequeñas arrugas en las comisuras de los labios. las mejillas son musculosas y claramente pronunciadas. la cabeza es seca.

Las orejas del perro son anchas y bastante largas, llegando a la comisura de los labios, redondeadas en las puntas; en la muestra se giran ligeramente hacia delante, curvadas; implantadas ligeramente por encima de la línea del ojo.

La espalda firme y musculosa, totalmente recta.

La cola cortada en los Bracos de Weimar de pelo corto; se deja una longitud comprendida entre la mitad y de tercios sin que en ningún caso se curve en el adulto. En los Bracos de pelo largo hay que suprimir dos o tres vértebras, o sea, una longitud de unos 2 cm. La cola está implantada más por debajo de la espina dorsal que en las demás razas comparables, y toma nacimiento en vertical. Ante la importancia que puede revestir la longitud de la cola para la calificación CAC, es de desear que se corte a una edad en que se pueda calcular el tamaño definitivo.

Los miembros delanteros y tienen un Buena angulación del hombro y del brazo. La distancia desde el codo a la muñeca es la misma que la distancia del codo a la cruz. Aplomos regulares tanto de frente como de perfil del perro. Los miembros traseros poseen una pelvis larga y moderadamente inclinada. Miembros traseros largos desde la articulación de la cadera hasta la del corvejón. La cadera, la rodilla y el corvejón están bien marcados, aunque el último un poco menos que los precedentes. Las patas de esta raza de perro son nervudas, musculosas y desarrolladas. Excelentes aplomos.

Si sigues teniendo dudas sobre cualquier aspecto de esta raza, recuerda visitar todas las entradas en relación al Braco de Weimar. Además, dispones de otras webs donde también se ofrece mucha información sobre esta maravillosa raza de perro.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos, media: 4,25 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder