Braco, enfermedades y problemas de salud

Uno de los perros con menos problemas de salud es el Braco, conocido por la resistencia de su organismo, y su poca predisposición a tener enfermedades hereditarias. De todos modos, esto no  evita que en esta raza puedan darse ciertos problemas de salud.

bracoalemandepelocorto3.jpg

Entre los más frecuentes se encuentran la displasia de cadera, el entropión, y trombocitopatías como la enfermedad de Von Willebrand. Asimismo, como en todos los perros de gran tamaño, tiene más posibilidades de sufrir torsión gástrica. 

El entropión es una enfermedad genética, que consiste en una inversión del párpado. Esto puede provocar consecuencias dolorosas y negativas en el interior del ojo, ya que las pestañas arañan en el interior, llegando a lesionar la córnea.

También son comunes en el Braco las disfunciones sanguíneas, conocidas como trombocitopatías. Se trata de un problema de coagulación de la sangre, que acaba provocando hemorragias espontáneas, sobretodo en las mucosas: nariz, boca, oído y ano. Aun pueden ser más exageradas en perros jóvenes. Una de las variantes más conocidas es la enfermedad de Von Willebrand, en la que la falta de un factor sanguíneo hace que no se produzcan los coágulos de sangre de manera adecuada.

Asimismo, como todos los perros de gran tamaño, los Braco tampoco están exentos de sufrir una de las enfermedades óseas más habituales: la displasia de cadera. Se trata de un defecto genético que provoca que la articulación de la cadera no pueda encajar de manera correcta con la cabeza del fémur, lo que origina dolor importante y una llamativa cojera. Para el tratamiento de los problemas óseos como la displasia de cadera se recomienda el uso de condroprotectores para Braco de Weimar.

Finalmente, no podemos olvidar la posibilidad de sufrir una torsión gástrica. Se trata de un problema de salud bastante común en los perros del tamaño de los Braco, que puede originar que su estómago gire sobre si mismo, hasta el punto de obstruirse, y provocar problemas de circulación sanguínea en la zona. Se produce por la debilidad de los ligamentos que lo sujetan, por lo que una de las recomendaciones es evitar que haga ejercicio justo después de comer.

Ten siempre presente que todas las enfermedades descritas en este artículo tienen tratamiento veterinario. Si observas algún síntoma preocupante en tu Braco, no dudes en llevarle a un especialista para que pueda llevar una vida lo más sana posible. 

Encuentra más información aquí.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder