Bull Terrier, razones para escoger esta raza

El Bull Terrier es un perro que se recomienda para casas con espacio, debido a su tamaño (mediano a grande). Ademas, al necesitar de ejercicio diario, será más fácil que lo practique en un jardín, sin tener que sacarlo a pasear si no se tiene demasiado tiempo.

bullterrier12.jpg

El Bull Terrier es una raza muy compañera, con un carácter amigable, cariñoso y más que inteligente. Su comportamiento dependerá del adiestramiento que, vale la pena destacar, no es del todo sencillo.

Por ello, para tener un Bull Terrier habrá que adoptarlo desde cachorro y tenerle paciencia, o directamente, enviarlo a una escuela de aprendizaje.

Si bien puede ofrecer un aspecto agresivo y peligroso (por la forma oval de su cabeza, las orejas en punta y su relación con las razas Bulldog y Terrier), es muy dócil y se lleva bien con los niños.

Cabe destacar que será brusco en sus movimientos cuando esté jugando, por ello es que los expertos aconsejan que si hay pequeños menores de 8 años en la casa, la convivencia con el Bull Terrier sea paulatina.

Esto no significa que el perro ataque al niño, sino que en su afán de jugar y divertirse con él puede llegar a lastimarlo sin intención. La educación de los límites es vital en estos casos.

El Bull Terrier además no presenta enfermedades congénitas, por lo que pueden vivir más de 12 años. Su pelo es muy fácil de mantener porque es corto y precisará sólo de un cepillado a la semana, por ejemplo. No perderá pelo en los apartamentos, otro punto a su favor.

Necesita practicar mucho ejercicio cada día, sin sobre-exigirlo, sobre todo cuando es todavía un cachorro. El Bull Terrier será un perro muy agradecido, compañero, leal, fiel y cariñoso con sus dueños sin duda. Es posible escogerlo sin problemas para que sea la mascota del hogar.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder