Bulldog Francés, caracter, conducta y comportamiento

El Bulldog Francés es una raza de perro de tamaño pequeño que se estableció en este país europeo a finales del siglo XIX. Tanto en Inglaterra como en América se ha desarrollado más que en Francia.

bulldogfrances1.jpeg

El Bulldog Francés fue apodado como “el perro perfecto” y su pariente más cercano es el Bulldog Inglés, que desciende de la raza Mastiff, una especie de dogo. Se cruzó para lograr un perro más ágil y atlético para los combates de hace dos siglos.

En sus inicios, el Bulldog Francés fue un perro común en los carniceros y los cocheros, sin embargo, conquistó a la alta sociedad y al mundo artístico, debido a su carácter tranquilo y su comportamiento adecuado.

El Bulldog Francés es de talla pequeña, musculoso, compacto y fuerte. Tiene cola pequeña y “orejas de murciélago”, teniendo más pabellón auricular que cualquier otra raza. Pesa entre 8 y 14 kg y su tamaño es en proporción.

El Bulldog Francés es un perro para un apartamento pequeño, pero igualmente necesita de ejercitarse al menos una hora por día. No es una raza muy amante de las grandes caminatas, sin embargo, es compañero, juguetón, activo y defensor de sus dueños.

La convivencia con niños es muy buena, por ser bastante casero y adorar estar en el hogar rodeado de sus amos y jugando con ellos.

El carácter del Bulldog Francés es alegre y sociable, suele buscar mucho afecto de otros perros o de las personas.

Además, es amistoso, compatible con otras mascotas, adorable, dulce, paciente y protector de los niños, sobre todo las hembras. Ladra solamente cuando lo cree necesario o si desea llamar la atención.

Por su parte, el Bulldog Francés es un perro muy tranquilo, adora dormir mucho y tiende a roncar, es inteligente y en algunos casos testarudos, por lo que conviene educar su conducta desde cachorros.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder