Bulldog Inglés, caracter, conducta y comportamiento

El Bulldog Inglés (también llamado English Bulldog), es una raza de perro que tiene sus orígenes en Gran Bretaña como su nombre lo indica.

bulldogingles1.jpg

En sus inicios, fue un perro usado para las peleas (durante el siglo CVII) y luego se transformó en uno de los símbolos de ese país.

Su principal característica es que tiene un carácter más que temperamental, puede llegar a ser muy terco y obcecado, sobre todo si no se lo entrena desde cachorro. El Bulldog Inglés tiene un comportamiento modelado con el adiestramiento, basado en la genética.

El Bulldog Inglés tiene hombros gruesos, cabeza grande (en proporción al cuerpo), gruesos pliegues en la frente y ojos enormes. Además, es un perro con hocico corto, papada colgante y labios caídos.

Los colores típicos del pelaje del Bulldog Inglés son el beige, blanco, rojo y atigrado, también se pueden encontrar negros. Puede llegar a pesar hasta 25 kg (machos).

El Bulldog Inglés es ideal para las casas con niños porque la convivencia con ellos es maravillosa. Es una mascota y a la vez un perro guardián, siendo también pacífico. A diferencia de lo que puede ocurrir con otras razas, no está todo el tiempo moviéndose, saltando o jugando.

El adiestramiento del Bulldog Inglés no es de las más sencillas, porque si bien tiene instinto e inteligencia, no cuentan con obediencia ciega, al menos hasta que aprenden.

Es un perro que se adapta a vivir en cualquier lugar, sin problemas, desde un apartamento pequeño a una casa grande con mucho parque. Esto quiere decir que se lo puede dejar en sitios cerrados o al aire libre.

Por otra parte, el Bulldog Inglés es de carácter cariñoso con las personas, pero no del todo feliz cuando está rodeado de otros perros, con quiénes puede ser reacio a establecer amistad.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder