Cáncer de piel en gatos

El cáncer de piel en gatos es una de las enfermedades más graves que puede contraer tu mascota. Resulta especialmente abundante en gatos de pelo claro, gatos sin pelo como los de la raza esfinge y gatos de avanzada edad. 

4562534468d47581bac5z.jpg

Las causas de este tipo de enfermedad son muy variadas y tienen en la edad un factor principal. Al margen de esto las largas exposiciones al sol son dañinas, igual que los antiguos collares antipulgas, el humo de cigarros o cocinas, una mala alimentación o un exceso de horas al aire libre (que derivan en un exceso de horas al sol).

La prevención es muy genérica. En primer lugar no debes dejar que tu gato se tumbe al sol durante mucho rato (hay algunos protectores solares para mascotas en el mercado que puedes utilizar, aunque siempre debes de hacerlo tras consultar con el veterinario). También debes procurar que haga ejercicio y que tenga una alimentación equilibrada.

Los primeros síntomas del cáncer de piel, como hinchazones y manchas, los podrás detectar en casa. Piensa que un diagnóstico temprano puede ser muy importante a la hora de multiplicar las posibilidades de supervivencia de tu mascota. Observa y palpa con detenimiento a tu gato mientras lo cepillas y consulta con el veterinario ante la aparición de cualquier elemento sospechoso como bulto o mancha en la piel.

Será el veterinario el que deba de dar un diagnóstico certero del tipo de cáncer que ha desarrollado tu gato. Piensa que en muchas ocasiones hablaremos de tumores benignos que pueden ser extirpados de forma sencilla con cirugía, mientras que en otros habrá que recurrir a la radiación y la quimioterapia. En casos extremos esta enfermedad es mortal.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder