Carlino, carácter, conducta y comportamiento

El Carlino, también llamado Pug, es una raza de perro pequeño con la cabeza chara y arrugada. Su cuerpo es robusto y compacto. Su origen es China y en cuánto a su comportamiento, cabe destacar que no se trata de un perro agresivo.

carlinoopug1.jpeg

Por su parte, el Carlino llega a pesar hasta 10 kg y medir 30 cm de alto. Su pelaje es corto y denso, puede ser de color arena, atigrado, negro o blanco.

996185303px;”>El Carlino es un perro musculoso y bien proporcionado, su carácter es dócil, amistoso y confiado, lo que lo convierte en una raza perfecta para ser compañía.

Además, se lo conoce como un perro con mucho sentido del humor, porque suele exhibir expresiones similares a los hombres. Esto se debe a su estructura ósea.

También se ha dicho que la razón es la manipulación genética, sin embargo, mantienen sus características desde hace más de cinco siglos.

En relación a su comportamiento, los Carlino son pacíficos a la vez que hiperactivos, dóciles, amistosos y confiados. Es muy extraño que llegue a morder a alguien sin razón.

Por otra parte, son conocidos como “multum in parvo”, que significa “mucho en poco”, ya que es una raza que no le teme a las más grandes, pudiéndole ocasionar algunos problemas en la convivencia.

Con los seres humanos que conoce, el Carlino es muy juguetón y buscará siempre hacer alguna actividad en conjunto. Ahora bien, con los extraños puede llegar a mostrarse receloso.

Por su tamaño no es un perro guardián, pero si uno de alerta, ya que anuncia con ladridos la presencia de personas que no conoce.

Tiene un nivel de inteligencia moderado, son algo tozudos (no responden a los llamados), pero no se alejan demasiado de sus dueños.

Prefieren la compañía de las personas a la de otros perros. A partir de los cinco años de vida son más tranquilos y disfrutan más de dormir que de jugar, correr y saltar.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 3,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder