Carolinas o Ninfas, la Higiene y Cuidados

A las carolinas les encanta volar.

Uno de los principales cuidados que hay que tener en cuenta es que hagan sus sesiones diarias de vuelo, así mantienen en forma a estas acróbatas del aire y les ofrece la oportunidad de disfruta investigándolo todo. Así no hay posibilidad de que se aburran y es un placer observar cómo disfrutan.

Carolinas - Higiene y Cuidados.JPG

Carolinas – Higiene y cuidados

Las carolinas tienen un metabolismo muy rápido. Cuando haga buen tiempo, ponga su jaula en la terraza o junto a una ventana abierta para que puedan respirar aire fresco y llenarse de oxígeno. Sus pequeños pulmones necesitan aire limpio y fresco.

A la mayoría de carolinas les gusta extender las alas bajo la ducha de la regadera y mojarse a sus anchas. Cuando vuelan sueltas pueden ducharse bajo un grifo para refrescarse y cuidar su plumaje.

Las carolinas son animales muy limpios que cada día dedican horas al cuidado de su plumaje. Por tanto, es lógico que su cuidador deba procurarles un hogar muy limpio. La higiene es una muestra de amistad y la mejor forma de evitar la aparición de enfermedades.

Por otro lado debemos tener en cuenta el corte de las uñas. Las uñas y los picos se mantienen generalmente en un estado natural y adecuado si las carolinas tienen acceso regularmente a perchas de madera de distintos grosores, ramas frescas de árbol, jibiones de sepia y elementos similares. En el aviario de exterior o de jardín, proporcióneles algunas piedras ásperas que las aves puedan usar como limas naturales.

Si a pesar de estas precauciones observa que las uñas le crecen demasiado, hay que tener mucho cuidado a la hora de hacerlo pues el pájaro tiene pequeños vasos sanguíneos en la uña y si la cortas demasiado puedes llegar a provocarle heridas. Por eso es recomendado siempre a la hora de hacer llevarlo al veterinario.

En la casa puede haber todo tipo de peligros ocultos. La curiosidad de las carolinas puede llevarlas a situaciones realmente comprometidas.

Hay que poner fuera de su alcance los objetos peligrosos y las sustancias tóxicas. Vigilarlas mientras están sueltas nos permitirá actuar rápidamente en caso de necesidad.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de 5)

Responder