Carolinas o Ninfas, la Salud, Enfermedades y Parásitos

Hay muchas enfermedades que pueden afectar a tus Carolinas, pero afortunadamente pocas de ellas son comunes.

Es imposible enumerar todas las enfermedades de las aves, e igualmente imposible hablar de los tratamientos para cada una de ellas. 

Carolinas - Salud, Enfermedades y Parásitos.JPG

Sin embargo, como el conocimiento de los signos de las enfermedades es una preocupación vital para todo propietario de pájaros, a continuación se detalla una lista de las más comunes y/o graves. 

Los resfriados se caracterizan por la secreción nasal, los estornudos, el plumaje esponjado y la pérdida del apetito. Si no se tratan, los resfriados pueden evolucionar hacia enfermedades respiratorias más graves. Proporciona calor, evita poner la jaula en lugares donde haya corrientes de aire, y consulta a un veterinario.

La conjuntivitis es una inflamación de la delicada membrana que recubre la parte interior del párpado y las partes expuestas del ojo. La conjuntivitis puede ser causada por un resfriado, por corrientes de aires, por infecciones y por irritaciones locales, o por enfermedades respiratorias.

Los trastornos de la molleja, a menudo asociados con una diarrea, suelen ser también causa de vómitos. Puede tratarse de una infección de bacterias coli y otras, y hay que recurrir al veterinario lo más pronto posible. Diarrea es una palabra usada para la deposición de excrementos líquidos o mojados. Puede ser un síntoma de infecciones intestinales (enteritis), por ejemplo, colienteritis, salmonelosis o pseudotuberculosis. Otras causas posibles incluyen la psitacosis, los parásitos y los alimentos en mal estado. La diarrea produce una rápida deshidratación y exige un tratamiento urgente. Es posible confundir la deposición de una cantidad excesiva de uratos {poliuria) con la diarrea. Consulta a un veterinario en cuanto te sea posible.

La cloaca sucia es una indicación común de diarrea y de problemas de riñones. Hay que consultar al veterinario. Los ectoparásitos son parásitos que viven fuera del anfitrión, por ejemplo, piojos, ácaros, pulgas y garrapatas. Son raros en las Carolinas, pero pueden aparecer en las pajareras al aire libre superpobladas. Se necesita un tratamiento rápido y completo.

El bloqueo ovulares un estado en el cual el huevo no puede pasar por el oviducto. Produce shock e inflamación local. Si el huevo es visible, aplica aceite y espera que el huevo pase al cabo de pocos minutos. De no ser así acude inmediatamente a tu veterinario. Un tratamiento con antibióticos después de la extracción del huevo puede ser muy importante.

Los endoparásitos son parásitos que viven en el interior del anfitrión, por ejemplo, lombrices, amebas, etc. Son raros en las Carolinas que viven en interiores, pero pueden aparecer en las pajareras al aire libre; se requiere un inmediato tratamiento veterinario.

Sacarse las plumas es un vicio común en los grandes loros, pero es raro en las Carolinas. Entre las posibles causas podemos mencionar el aburrimiento y las carencias alimenticias, para nombrar sólo las principales. Hay que proporcionar a los pájaros abundante cantidad de verduras, frutas y ramas naturales.

El plumaje esponjado indica que el pájaro trata de conservar calor, y es un síntoma de muchas enfermedades infecciosas y no infecciosas. Consulta a un veterinario para que haga un diagnóstico adecuado.

La muda es un cambio normal del plumaje, y no es una enfermedad. Las Carolinas jóvenes mudan por primera vez más o menos a los seis meses de edad, y a partir de entonces mudan una o dos veces por año. En las Carolinas, la muda es un proceso gradual, que dura varios meses y que muchas veces ni siquiera es detectado por el propietario. La prolongación excesiva del proceso de la muda es patológica. Puede ser indicación de una enfermedad crónica o de una carencia dietética. La «muda francesa» es una anormalidad del plumaje que afecta principalmente a muchos periquitos, pero sólo ocasionalmente a las Carolinas. Es causada por un virus, y requiere tratamiento veterinario.

La obesidad es la excesiva acumulación de grasas y está relacionada con la sobrealimentación (debida al aburrimiento, a un exceso de golosinas, etc.) y con la falta de ejercicio, por ejemplo, si la jaula es muy pequeña, o si las perchas están muy próximas entre sí, o si hay demasiados accesorios que limitan el espacio disponible para volar. Trata de incitar, pero sin forzar, a los pájaros para que vuelen, y desde luego, controla y cambia su dieta según sea necesario.

La duración estimada de la vida de una Carolina en cautividad es de 12 a 14 años. En condiciones naturales, es poco probable que una Carolina alcance esta edad. Un pájaro viejo puede sufrir trastornos crónicos del corazón y gota y puede tener dificultades para posarse en las perchas. Para que el pájaro esté cómodo, reduce la altura de las perchas, acércalas entre sí, y pon más arena en el suelo. Si fuera evidente que el pájaro sufre, consulta al veterinario.

El pico excesivamente desarrollado es una consecuencia común de enfermedades virales o parasitarias en cacatúas y periquitos, respectivamente, pero ambos trastornos son raros en las Carolinas. Un pico excesivamente desarrollado interfiere con el descascarillado de las semillas y con la limpieza del plumaje. El pico tiene que ser recortado por alguien que tenga experiencia.

El envenenamiento de una Carolina puede ser producido por numerosas toxinas vegetales, consuntivas y químicas. Entre las plantas venenosas podemos mencionar la ponsetia, el «muguet", la sansevíera, el filodendro, el ciclamen, el oleandro, la azalea, el narciso, las ramitas de tejo, el enebro, etc.

Los venenos consuntivos incluyen el alcohol, el tabaco y otros productos con nicotina, los alimentos tónicos o estimulantes, el chocolate en grandes cantidades, etc. Algunos de los venenos químicos más comunes son el plomo, el cobre (cardenillo), el cinc, los insecticidas, los raticidas, la mayor parte delas drogas, los humos provenientes de la combustión de algunos plásticos, etc.

La psitacosis es causada por un agente infeccioso de tipo viral. Los pájaros enfermos puede que no muestren signos reconocibles o bien pueden exhibir un malestar general con disnea, secreciones oculares o nasales, o diarrea. La psitacosis se puede contagiar al ser humano, en el que causa síntomas graves similares a los del resfriado, muchas veces con neumonía. Evidentemente se requiere un urgente tratamiento profesional.

Las enfermedades respiratorias de las Carolinas suelen ser el resultado de infecciones, como resfriados, aspergilosis, psitacosis. Hay que consultar al veterinario.

La salmonelosis o enteritis paratifoidea es una enfermedad bacterial que causa una grave septicemia, hepatitis, y enteritis. La enfermedad es contagiosa de y para el ser humano. Se transmite oralmente por aumentos o excrementos infectados de aves, roedores, moscas, cucarachas, etc. Esta enfermedad puede causar graves problemas en las pajareras con muchos pájaros, pero es poco común en el caso de pájaros únicos.

Los vómitos pueden ser signo de infección de la molleja o del buche y requieren urgente tratamiento por un veterinario. El pájaro también puede tener diarrea y experimentar pérdida de peso.

Las heridas suelen ser resultado de accidentes o de peleas. Las pequeñas heridas pueden dejarse solas, y las de mayor consideración pueden requerir de puntadas o de otros tipos de tratamiento. Evita las peleas, aislando a los pájaros agresivos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos, media: 4,25 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder