Cementerios, crematorios para perros

Cuando nuestra mascota nos abandona viviremos unos momentos muy duros que, pese a todo, no deben hacernos olvidar nuestras últimas responsabilidades con ella.

Y es que tenemos que tener claro qué hacer con su cuerpo para que su marcha sea lo más higiénica posible.

Lo cierto es que en esos momentos resulta bastante complicado tomar alguna decisión al respecto y muchos no se sienten con las fuerzas suficientes, delegando en el veterinario todo lo relativo a la eliminación del cadáver.

No obstante hay que conocer las posibilidades. 

piesgrenlandzki871.jpg

El horno crematorio es una buena decisión, ya que resulta muy higiénico y están acostumbrados a tratar con este tipo de encargos. La cremación es la opción más higiénica y sanitaria, y acaba con los problemas que el cuerpo pueda generar, no olvidemos que como dueños del animal somos también responsables de sus restos y de las posibles condiciones higiénicas que se pudieran desencadenar tras su muerte. Será el dueño o el veterinario el encargado de ponerse en contacto con la empresa especializada, que se encargará de congelarlo para evitar la corrupción antes de la efectiva cremación.

En los últimos años han ido apareciendo en algunas ciudades, a imitación de lo que ocurre en Estados Unidos, cementerios de mascotas donde se puede enterrar al perro y luego acudir a visitarle todas las veces que se quiera. Estos lugares están adaptados para que no supongan un peligro medioambiental o sanitario por contaminación de acuíferos, por lo que si quieres enterrar a tu mascota debes acudir a uno de ellos. En ningún caso lo entierres por tu cuenta en algún lugar especial para ambos, ya que eso podría desencadenar efectos no deseados.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder