Cíclidos enanos

Muchos aficionados cuando escuchan hablar de los cíclidos piensan en animales de gran tamaño, feroces y poco aptos para un acuario comunitario. Y lo cierto es que una familia tan diversa como la de los cíclidos tiene todo tipo de especies para el acuario. Y entre ellas se pueden destacar, por su gracilidad y belleza, los cíclidos enanos.  

pelvicachromispulcherfemale02.jpg

Como cíclidos enanos se conoce a varias especies que proceden de América (algunos introducen en esta categoría a especies africanas, pero consideramos esto inadecuado) pertenecientes a géneros como Microgeophagus, Nannacara o Apistogramma. Se caracterizan por su pequeño tamaño, sus acusados dimorfismos sexuales y su carácter relativamente pacífico, que los hace compatibles con el acuario comunitario.

 

Dado su pequeño tamaño, que no suele superar los diez centímetros, el acuario que albergue a estas especies no debe de tener grandes dimensiones, bastando normalmente unos 60 litros por pareja. Estos peces suelen mostrar una agresividad intraespecífica bastante grande, por lo que lo ideal sería mantener tan sólo una pareja establecida por especie. Gustan de refugios, por lo que el acuario debe de contar con abundante vegetación y no sería descartable proporcionar algunas cuevas (bien artificiales o naturales, por ejemplo con cáscaras de coco).

 

Las condiciones químicas varían de unas especies a otras, pero en general nos encontramos ante peces relativamente delicados, que requieren agua completamente libre de nitratos y con tendencias blandas. Su alimentación es sencilla, siendo perfecta cualquiera comercial orientada a peces de este tipo. Además los cíclidos enanos son bastante prolíficos en cautividad, siendo relativamente fácil conseguir una puesta. Los padres se harán cargo de la freza, que deberá ser nutrida con nauplios de artemia o, nuevamente, alimentos comerciales de carácter específico.

 

Entre las especies más conocidas de este tipo de cíclidos está el precioso ramirezzi, el espectacular cacatuoides, los agasizzy o los laetacara. Sin duda peces interesantes y muy bonitos que son un buen paso al mundo de los cíclidos para quienes no quieran arriesgarse con especies mayores.  

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder