Cocker, enfermedades y problemas de salud

La raza Cocker se corresponde con perros de tamaño medio, pero muy fuertes físicamente.

Tienen tendencia genética a padecer problemas en los ojos y orejas, como principales enfermedades hereditarias.  

cockerspanielamericano1.jpg

La luxación de rótula y la displasia de  cadera también están presentes en estos perros, pero no son tan habituales.

En cuanto a su vista, hay que señalar que los Cocker tienen muchas posibilidades de sufrir disfunciones visuales, como la atrofia progresiva de retina, cataratas y glaucoma, enfermedades que si no se tratan de manera adecuada pueden acabar convirtiendo al perro en ciego cuando tiene más de 10 años.  Las cataratas y el glaucoma tienen los mismos síntomas y desarrollo que en los humanos, mientras que la atrofia progresiva consiste en la degeneración paulatina de la retina, donde se encuentran las células fotosensibles del ojo. Empieza con una excesiva sensibilidad a la luz brillante, y sigue con una pérdida progresiva de visión.

Otro de los puntos débiles de los perros Cocker es sus orejas, que son largas y caídas. Esto provoca que se arrastren por el suelo, con el consiguiente peligro de infecciones. Hay que tener cuidado de mantener su interior bien limpio, y si aparece algún  síntoma, llevar al perro rápidamente al veterinario. Es necesario ser conscientes de que las infecciones de oído son muy dolorosas, y pueden llegar a provocar sordera al perro.

De todos modos, también es importante señalar que, para los perros de esta raza, la sordera puede ser hereditaria. Es recomendable llevar los cachorros al veterinario para que les haga las pruebas necesarias que comprueben su capacidad auditiva.

Finalmente,  destacamos la luxación de rótula como uno de los problemas óseos comunes que se dan en algunos perros de esta raza. Suele ser de origen genético,  y  consiste en un desplazamiento de la rodilla, que puede producir dolor e, incluso, artritis.

Debes tener siempre presente que todos los problemas de tu Cocker pueden ser tratados por un veterinario. Acude con tu perro de manera regular a un especialista, para que le visite y le de el tratamiento necesario para poder llevar una vida lo más normal posible.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder