Collie, razones para escoger esta raza

El Collie es un perro ideal para las casas que tienen niños pequeños. 

Será un excelente “baby sitter” de los bebés. No sólo dejará que jueguen con él como si fuera un peluche, sino que además estará alerta si lloran, se lastiman o se caen.

Acudirá siempre a los niños y estará siempre al tanto de lo que ocurren con ellos. Lo mismo sucede con los adultos si no hay niños en el hogar. Además, el Collie es un perro que no le teme a nada, por lo que no dudará en hacerle frente al peligro con tal de salvar a su amo.

collie.jpg

 

El Collie tiene un gran comportamiento, es obediente y de carácter inteligente, leal y fiel a sus dueños. No le gusta que haya gritos o peleas en la casa y si se lo reta, se irá a un rincón a refunfuñar.

Sin embargo, es una raza con nada de rencor en su conducta. Por ello, si a los pocos minutos de la reprimenda la persona se dirige hacia él se mostrará feliz y saltará de la emoción.

Por su gran tamaño no es recomendado para pisos pequeños, sino más bien para casas con jardín. Esto también se debe a la gran cantidad de pelo que presenta, el cuál debe mantenerse peinado y limpio para que no se le adhiera ningún elemento.

Los Collie son una raza más que dulce y sobreprotectora. Pueden permanecer en alerta durante horas si considera que hay amenazas o peligros contra sus amos. Son muy leales y compañeros con las personas de cualquier edad. La convivencia con otros perros también será buena.

El Collie es una raza bastante sana, sin problemas congénitos. La parte más delicada son sus ojos, que habrá que limpiar frecuentemente con un algodón y agua templada. Suelen vivir entre 10 y 12 años. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder