Como bañar a mi cobaya/Cada cuanto tiempo tengo que bañar a mi cobaya

Si es la primera vez que tienes un cobaya, seguro que piensas que es una mascota tan limpia que no necesita que la bañes. La verdad es que no es un animal que requiera baños con mucha frecuencia – de hecho, tampoco sería beneficioso para él -, pero sí que le proporciones una higiene cuidada para evitar infecciones que puedan dañar su salud.

80016840.jpg

Además, es importante que planifiques bien el momento de bañar a tu cobaya, para evitar que este proceso le haga pasar por un estrés innecesario o le haga pasar frío, lo que podría tener consecuencias bastante graves dada su intolerancia a los cambios de temperatura.

Para empezar, necesitas tener preparado un recipiente con agua que no esté demasiado caliente ni fría – es decir, lo que tú puedes considerar como tibia -, y que compres un champú específico para cobayas. De todos modos, si tu cobaya es todavía muy joven o es invierno y hace mucho frío, será mejor que optes por un champú para cobaya en seco que le ahorrará todo el proceso.

La importancia de los mimos

Es esencial que tu cobaya no identifique el baño con un momento estresante para él, ya que esto le provocaría un trauma cada vez que lo pusieses debajo del agua. Por eso, es recomendable que te esfuerces en tranquilizar a tu mascota y mimarla al máximo para que se tranquilice. Procura acariciarla y mimarla con caricias mientras le hablas suavemente y la vas bañando, así asociará este proceso con algo agradable y no se estresará más de lo necesario.

Igualmente, debes tener cuidado con algunos aspectos prácticos del baño de tu cobaya, como evitar que le entre agua en los ojos y oídos, o aclararle bien el pelo, para evitar que los restos de champú le provoquen erupciones y problemas en la piel. Después de lavar bien a tu cobaya, no olvides secarlo primero con una toalla y después con un secador al mínimo de temperatura.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder