Como dosificar y administrar los medicamentos en el acuario

La medicación de los peces es uno de esos hechos por los que todos los aficionados deben de pasar en alguna u otra ocasión, aunque en principio nadie lo desee. 

medica.jpg

A veces, por muy buenas que sean las condiciones de su mantenimiento, los peces enferman y deben de ser tratados para evitar su muerte. Un tratamiento que tiene que seguir una serie de pautas.

Evidentemente lo ideal para estos casos será tener un acuario hospital donde se puedan trasladar los ejemplares enfermos y allí tratarlos con tranquilidad. Los medicamentos comercializados para los peces son realmente inocuos para los ejemplares sanos, pero de forma inevitable modifican las condiciones químicas del agua, por lo que se debe intentar no administrarlos en el acuario comunitario. Además, es posible que enturbien el agua, dejando una imagen poco estética.

Por ello la existencia de un acuario hospital es fundamental, ya que se podrán aplicar los medicamentos sin ningún problema, así como modificar los parámetros del agua buscando la erradicación del problema sin pensar en el resto de habitantes del acuario comunitario.

En el caso de no contar con un acuario para esos ejemplares enfermos se puede intentar combatir la enfermedad con medios naturales. Subir la temperatura, añadir un poco de sal marina, hacer cambios de agua más frecuentes o incorporar un poco de agua destilada para bajar la dureza son buenas opciones para combatir ciertos males, que en principio no deberían afectar al resto de los habitantes del acuario.

En el caso de que no quede más remedio que medicar el acuario habrá que seguir siempre las instrucciones del fabricante del producto, añadiéndolo con mucho cuidado y en la cantidad exacta. Más cantidad no significa mayor probabilidad de cura, sino que en ocasiones será contraproducente. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder