Cómo proteger al gato del frío

A los gatos  les resulta difícil adaptarse a disminuciones drásticas de  temperatura. Debemos tenerlo en cuenta y especialmente en estaciones frías facilitarles lugares cálidos en casa para garantizar su bienestar.

frio1.jpg

La temperatura ideal de nuestro gato es de 38 grados centígrados y si bien durante las estaciones cálidas no resulta muy difícil para él mantenerla, cuando llega el invierno sí resulta algo más complicado. Una de las consecuencias que podría tener para nuestro gato sufrir una bajada drástica de la temperatura corporal es la hipotermia.

La hipotermia es una afección que se da cuando el cuerpo queda expuesto al frío y comienza a quemar sus reservas de energía procurando mantener el calor. Esto provoca que haya una bajada en el nivel de azúcar con las consiguientes consecuencias para nuestro gato. Por esta razón es muy importante proteger al gato del frío.

Los gatos son animales altamente resistentes, de hecho, son una de las especies más resistentes del reino animal y son capaces de adaptarse fácilmente a numerosos entornos pero los cambios de temperatura que se producen de forma drástica pueden poner en peligro su salud.

Para proteger a nuestro gato del frío es importante ambientar correctamente la casa con lugares cálidos donde pueda acomodarse y dormir confortablemente. Si el gato es pequeño debemos prestar aún más atención ya que con las bajas temperaturas puede enfermar con mayor facilidad.

Lo ideal es que el lugar en el que duerma nuestro gato, cachorro o adulto, esté aislado del suelo por un material adecuado y que su cama sea de un material que fácilmente pueda calentarse y permitirle mantener una temperatura corporal óptima.

Para los gatos que suelen pasar tiempo fuera de casa, especialmente si en la calle hace mucho frío o hay nevadas, lo aconsejable es reflexionar sobre la conveniencia de limitar sus salidas durante esta temporada de frío.

Si, por el contrario, las temperaturas no son excesivamente bajas también puede ser necesario y útil realizar un pequeño aporte extra de nutrientes a través de la alimentación PIENSO PARA GATOS, previa recomendación de nuestro veterinario de confianza. Con este aporte extra de nutrientes nuestro gato podría soportar mejor las bajas temperaturas.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder