Conoce los piensos y alimentacion del Huron

El conjunto de sustancias nutritivas que componen la alimentación de un hurón,  se distribuyen en diversos grupos, como proteínas, lípidos o grasas, glúcidos o carbohidratos, vitaminas, minerales y agua.

Huron - Consejos de Alimentación1.jpg

Entre los compuestos principales de las dietas alimenticias, sólo las grasas, los carbohidratos y las proteínas proporcionan la energía necesaria para los procesos que permiten el crecimiento y mantenimiento de los tejidos sujetos a desgaste; los demás  elementos, como vitaminas, minerales y agua, no tienen un carácter combustible, pero son esenciales en los procesos bioquímicos del metabolismo para la utilización de la energía.

Las necesidades calóricas diarias de los animales consisten en la suma de la  energía requerida para las actividades basales (que son aquellas que mantienen las funciones vitales), más la energía consumida en el trabajo adicional del día, incluyendo las exigencias que corresponden al crecimiento, a la gestación o a la lactancia.

Las fuentes más económicas de energía son los carbohidratos y las grasas; el hurón digiere y aprovecha bien las grasas, no así los carbohidratos, los cuales no resultan indispensables en la dieta, pues el animal es capaz de sintetizar las cantidades necesarias para las distintas funciones metabólicas. Como típico animal carnívoro, el hurón se destaca por la alta proporción de proteínas que requiere en su alimentación.

Al ser los hurones carnívoros, lo más recomendable es alimentarlos casi en su totalidad de carne roja fresca y cruda, tal cual sería su alimentación en vida libre, incluyendo todas las  partes de un animal, como hígado, riñones, sesos e incluso huesos, pero este tipo de dieta suele contener  parásitos y micro organismos patógenos que ponen en riesgo la vida de la mascota, además de que existe el riesgo adicional de que contraigan botulismo.

Hay varias enfermedades que pueden ser provocadas por una mala dieta, un ejemplo común se da en aquellos hurones que son alimentados con alimento para gatos, el cual contiene gran cantidad de proteínas de origen vegetal, resultan particularmente susceptibles a formar cálculos biliares; la digestión de las proteínas produce naturalmente compuestos químicos que son normalmente excretados en la orina, pero los compuestos que se producen por la digestión de proteínas vegetales torna la orina alcalina, las sales de magnesio forman cristales de struvita en la orina alcalina, y su acumulación origina la formación de piedras; esto causa la obstrucción total y la muerte en machos, mientras que en hembras, provoca problemas crónicos con obstrucción parcial de vías urinarias.

Al alimentar a los hurones con proteínas de origen animal, la orina se vuelve más ácida, evitando la formación de cristales y por consiguiente de piedras. Las infecciones del tracto urinario incrementan la posibilidad de la formación de cálculos, por lo cual los animales con infecciones de tracto urinario deben comer grandes cantidades de carne.

A los hurones les encanta  la fruta, mango, plátano, uva (sin cáscara para evitar la asfixia), durazno, e incluso tuna, pero no la digieren por lo que es recomendable darles en pocas cantidades y sólo de vez en cuando. También disfrutan intensamente de las pasitas y la leche.

Estos son alimentos que se pueden manejar a manera de premios durante el entrenamiento, o bien, como una golosina ocasional.

Hay ya una gran cantidad de dietas premium o especializadas de venta comercial formuladas especialmente para hurones; además de suplementos vitamínicos con buena palatabilidad.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder