Consejos alimentacion Cachorros

Un cachorro, sea de la raza que sea, necesita sobretodo una buena alimentación para que su crecimiento sea óptimo.

El crecimiento es el periodo más importante de la vida de un perro. En él se establece, no solo la morfología del futuro adulto y la armonía de su silueta, sino también su carácter.

Alimentación de Cachorros.jpg

Diferencias entre cachorros

Hay que diferenciar 4 grupos, que se basan en el tamaño y el peso del adulto:

–          Perros pequeños: peso adulto entre 1 y 10kg

gin-left: 36.0pt;”>-          Perros medianos: peso adulto entre 11 y 25kg

–          Perros grandes: peso adulto entre 26 y 45kg

–          Perros gigantes: peso adulto más de 45kg

Sean pequeños, medianos o grandes, los cachorros no tienen el mismo crecimiento. Hay diferencias relacionadas al tamaño y al peso del animal:

–          8 meses en cachorros de raza pequeña.

–          12 meses en cachorros de raza mediana.

–          Entre 15 y 18 meses en los de raza grande.

–          24 meses en los de raza gigante.

Un Teckel de 1 año multiplica su peso al nacer por 25, en cambio un Dogo alemán lo multiplica por 100 en el mismo espacio de tiempo. Así que, tienen necesidades nutricionales muy diferentes.

Necesidades nutricionales en función del tamaño

La alimentación del cachorro tiene que tener en cuenta su tamaño y ritmo de crecimiento como su capacidad de digestión de los alimentos:

–          Cachorros razas pequeñas: tienen un crecimiento corto y rápido, por tanto el alimento debe aportar en un tiempo muy corto todas las proteínas, glúcidos y lípidos que necesita para huesos y músculos.  Deben ser alimentos de fácil digestión para evitar diarreas o heces blandas y además, para mayor digestión, la textura y tamaño del alimento debe adaptarse a una mandíbula y dientes pequeños.

–          Cachorros razas medianas: durante el primer año de vida, ha aumentado su peso entre 40 y 60 veces su peso al nacer, de manera que necesita aportes energéticos y nutricionales altos, al igual que un equilibrio entre calcio y fósforo  para una buena mineralización ósea. El alimento debe ser hiperdigestible  adaptado a los cachorros medianos.

–          Cachorros razas grandes: el crecimiento dura entre 15 y 28 meses y en este tiempo el cachorro ha multiplicado su peso al nacer entre 70 y 90 veces. Durante este largo tiempo debemos dar un alimento con densidad energética controlada y con una tasa moderada de materias grasas para obtener una buena osificación del esqueleto sin exceso de peso. Durante el crecimiento, el sistema digestivo es más sensible, así que le daremos un alimento hiperdigestible que asegure el equilibrio de la flora intestinal.

–          Cachorros razas gigantes: su crecimiento va entre los 18 y 24 meses y su peso al nacer se multiplica entre 80 y 100 veces. Durante este largo tiempo hay que asegurarse de que su desarrollo garantice una buena osificación del esqueleto. Su alimento debe garantizar una máxima seguridad digestiva para evitar posibles problemas en la digestión.

Consejos para alimentar al cachorro

La base más importante es darle un horario para comer, que sea  siempre regular, en el mismo recipiente y en el mismo lugar, de este modo le inculcamos un buen comportamiento alimentario. Si hay un horario para comer también lo habrá para hacer sus necesidades y logramos así que sea más  fácil y rápido el entrenamiento doméstico.

También sería recomendable darle tranquilidad después de haber comido, no jugar con él, que duerma, es importante para una buena digestión.

La dosificación de la comida debería ser regulada, es decir:

– en perros pequeños: Hasta los 4 meses, 3 comidas al día.

De 4 a 10 meses, 2 comidas al día.

– en perros medianos: Hasta 6 meses, 3 comidas al día.

De 6 a 12 meses, 2 comidas al día.

– en perros grandes: Hasta 6 meses, 3 comidas al día.

                            De 6 a 15/18 meses, 2 comidas al día.

Es recomendable que las 2 comidas al día sean para toda la vida del animal, le ayudará a tener mejores digestiones y evitará problemas digestivos por ingestiones masivas, sobretodo las razas grandes y gigantes.

Cantidad diaria de consumo en cada perro

La cantidad de comida que debemos darle la podemos encontrar indicada en el mismo envase de la comida, pero no debemos cogerla al pie de la letra, nos sirve para tener una guía, pero después nuestro cachorro nos dirá si tiene suficiente o no. Hay cachorros que quedaran saciados y otros que se quedarán con hambre, por eso es mejor que lo controle con su veterinario. Recuerde tener siempre agua fresca a su disposición, sobretodo cuando esté comiendo.

No debemos olvidar, que su alimentación solo se basa en el pienso, no hay que darles ningún tipo de sobras de nuestra comida, ésta tiene más calorías y no está equilibrada para nuestros perros, les puede causar diarreas o otros problemas intestinales como obstrucciones por trocitos de huesos.

Por otra parte, no es necesario que intentemos que su crecimiento sea más rápido de lo normal con más comida, solo le provocará trastornos óseos y articulares, deje que su cachorro crezca a su ritmo.

Los primeros días en casa

Para la alimentación de los primeros días de estar en casa, lo mejor es seguir dándole el mismo tipo y marca de comida para cachorros que usaba antes de llegar a su casa. Si quiere cambiarle el tipo de pienso, debe hacerlo de forma gradual, durante una semana o 10 días. Primero mezclamos un 25% del pienso nuevo con 75% del viejo, luego mezclamos el 50% de cada uno durante varios días, seguimos con el 75% del nuevo y 25% del pienso anterior otros pocos días y finalmente puede darle el 100% del pienso nuevo. Si observa que durante estos días de transición del pienso, vomita y hace heces blandas o va estreñido, aumente los días del cambio de pienso, hágalo más gradual, su estómago e intestinos necesitan más adaptación al nuevo alimento.

Esta adaptación gradual de la comida hay que hacerla igual cuando cambie el pienso de cachorro a pienso de adulto.

Por último, es importante incidir en el agua. Los animales pueden perder casi toda su grasa corporal y la mitad de su masa de proteína (músculo) y sobrevivir, pero si pierden el 15% de su agua corporal, pueden morir. El AGUA es el nutriente más importante para el organismo.

Para los perros que se alimentan de comida seca, el agua es necesaria para rehidratar el estómago en la digestión, y los cachorros necesitan más cantidad de agua que los adultos porque están creciendo. Este crecimiento viene a través del metabolismo muy activo a nivel celular. Estos procesos producen muchos residuos y subproductos que se excretan en la sangre y se requiere mucha agua para llevar estas sustancias hasta el riñón y ser eliminadas.

 

Es importante tener en cuenta las necesidades nutriconales de cada perro por tanto elegir bien el pienso adecuado es esencial para el crecimiento óptimo del cachorro, el pienso orijen, ayuda al perro a crecer y con su gran variedad podrás escoger el mejor para él.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder