Consejos alimentacion perros mayores (senior)

Cuando un perro llega a su etapa sénior, como en los seres humanos, esta fase de envejecimiento acelerado va a requerir cuidados especiales y algunos cambios por nuestra parte.

Si hemos tenido en cuenta las acciones de prevención durante su etapa de adulto, su envejecimiento constituirá también una etapa de bienestar para el perro y para su entorno en relación a él.

Uno de los cambios a los que nos enfrentamos es la que se refiere a la variación en su alimentación principal.

Alimentación de perros mayores - Senior 2.jpg

Nutrición especial para una etapa especial

Hoy en día, los perros viven mucho más que hace 20 o 30 años. Hay muchos factores que ayudan a esta longevidad, entre los cuales, las vacunas y los cuidados veterinarios, pero uno de los factores más importantes es una buena nutrición.

El perro geriátrico experimenta muchos cambios fisiológicos, y debido a ellos, se recomienda darles una alimentación distinta a la de un cachorro e incluso la de un adulto.

Un perro geriátrico es aquel que se encuentra en la última fase de su vida, de manera que será diferente en un perro de raza grande, como el Dogo Alemán, que vive unos 9-10 años y que a los 6 ya se considera “mayor” , que un Yorkshire que vive normalmente unos 12-15 años, se consideraría “mayor” a los 10 años de edad.

Los cambios que provoca el envejecimiento

Como hemos dicho anteriormente, los perros van sufriendo cambios de camino a la vejez. Éstos, pueden ser des de cambios de comportamiento asociados con la artritis o disfunción cognitiva, hasta no ser tolerante con los niños pequeños o tener incontinencia urinaria. También afectará a la pérdida de su visión, de manera progresiva que le dificultará para ver en situaciones de poca luz. También pueden tener pérdida de la audición y puede ser fácilmente sorprendido o asustado.

Muchos perros geriátricos ya no tendrán la fuerza muscular o la masa que tenían cuando eran jóvenes. Serán  menos activos y les gustará más el hecho de quedarse en su cómoda cama.

Sus dientes se desgastaran y serán mas propensos a padecer enfermedades dentales. Además, empezaran a desarrollar enfermedades asociadas con la vejez, como la insuficiencia renal o insuficiencia cardiaca.

Por todas estas razones, hay que dar una especial atención a su dieta.

La tendencia a la obesidad

La obesidad es un problema común en el perro geriátrico, porque no hacen tanto ejercicio y no pierden tanto peso. Lo mejor para nuestro perro es que no llegue al sobrepeso, porque es más difícil hacerle bajar de peso. Pero si tiene sobrepeso, hay que trabajar muy duro para obtener el peso ideal.

Cuidar de su físico, es lo más importante que puede hacer usted  para aumentar la calidad y la duración de la vida de su mascota.

Características de las dietas sénior

Los perros, a estas alturas, necesitan una dieta bien equilibrada, generalmente baja en calorías, con suficientes proteínas y grasas, y alta en fibra.

En el mercado hay piensos especialmente formulados para perros geriátricos o senior que son bajos en calorías y ayudan a crear una sensación de saciedad.

Estos perros son más propensos a padecer estreñimiento, por lo que las dietas de gama alta, son a menudo más altos en fibra, en torno a 3-5%. El salvado de trigo se puede añadir a los alimentos para perros y así aumentar la cantidad de fibra.

Si su perro ha disminuido significativamente la función renal, debe darle una dieta  baja en fósforo que reducirá la carga de trabajo para los riñones.

La comida en perros geriátricos

Algunos perros mayores no sufren obesidad, a veces están en el otro extremo: la falta de aumento de peso y falta de interés en los alimentos.

Si su perro está delgado y no come bien, debe someterse a un examen veterinario completo para descartar cualquier problema de una posible enfermedad. Si el examen sale bien, hay que conseguir que el perro coma.

Si un perro que normalmente come alimento seco y disminuye su interés por él, puede ser que tenga problemas para masticar la croqueta de pienso. Para ayudar a que mastique, se le puede dar croquetas más pequeñas o humedecer el pienso con agua y así le será más fácil de masticar.

Se le puede añadir un poco de lata o caldo en la comida para que le sea más atractivo. Algunos prefieren la comida de gatos para comer, pero esta suele ser muy alta en proteína y se debe evitar. Lo que podemos hacer, es darle pequeñas cantidades de la lata mezcladas con el pienso y así le dará más sabor.

Las dietas caseras de arroz hervido, patatas, verduras y pollo y suplementos minerales funcionan bien con algunos perros, pero siempre con el control veterinario para asegurar la correcta alimentación equilibrada, nunca trate de formular una dieta casera para su perro.

Suplementos para perros mayores

Los perros que envejecen tienen necesidades nutricionales especiales, y algunos de ellos pueden ser suministrados en forma de suplementos. Podemos darle un suplemento diario que contenga glucosamina y condroitina, que puede ayudar a las articulaciones de apoyo. Como se mencionó anteriormente, un producto de fibra como el salvado de trigo puede ayudar a reducir la aparición del estreñimiento.

Conclusión
Para mantener a su perro en plena forma, en esa etapa de su vida donde empieza haber dificultades físicas propias de la edad, solo debe darle una buena alimentación para su edad, hacerle hacer ejercicio y sobretodo cuidar su peso y llevarlo al veterinario para sus controles de salud.

De esta forma puede conseguir prevenir enfermedades o cogerlas a tiempo, pero lo más importante es que puede darle una calidad de vida en estos últimos años muy importante y vital para él.   

 

Para cuidar de tu perro senior te ofrecemos distintos piensos, como el pienso Hills, que gracias a su gran composición, ayuda a nuestro perro a mantener un estado de salud en perfectas condiciones.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 3,00 de 5)

Responder