Consejos de Alimentación del conejo

En la naturaleza, en estado salvaje, el conejo  como herbívoro que es, selecciona plantas compuestas, leguminosas y gramíneas vivaces de escasa talla.  En invierno, su régimen consta de tallos y cortezas de arbustos. Puede cavar la tierra para encontrar raíces, semillas y bulbos.

conejo 3.jpg

En la vida doméstica, los conejos basan su dieta en una mezcla de pienso, heno fresco y verduras frescas. El agua nunca puede faltar.

Los ingredientes son:

Agua: siempre tiene que estar disponible para el animal, deben hidratarse para controlar su temperatura corporal, sobretodo en verano (no sudan). Los bebederos de tubo son muy prácticos porque el conejo bebe la cantidad que necesita sin tirar ni ensuciar el agua. Hay que rellenarlos cada día con agua fresca.

Pienso: el pienso es la base de alimentación de un conejo joven, le proporciona todos los nutrientes concentrados que necesita para ayudarlo a llegar y a mantener el peso ideal. Este alimento concentrado debe ser rico en fibra y nutricionalmente equilibrado.

Cuando el conejo llega a la madurez, la proporción de pienso debe ser menor, dando prioridad al heno y las verduras. (un exceso de pienso produce obesidad en adultos). El pienso lo podemos encontrar en las tiendas de animales, con un gran surtido dependiendo de la edad del animal.

Heno: el heno debe estar siempre a disposición del conejo las 24 horas del día, es muy importante para su digestión.

Debemos tener en cuenta que al comprar un paquete de heno en una tienda de animales, siempre lo tenemos que ver verdoso y debe tener un olor aromático, eso significa que es de la primera siega y contiene hierbas y trébol. Si tiene un color amarillento es que las hierbas están secas y son difíciles de digerir por nuestro animal, no comprarlo nunca.

Verduras: son una parte importante de la dieta del conejo y le proporciona un alto valor nutritivo.

Podemos ofrecerle de la cocina zanahorias, endibias, tubérculos de apio, hinojo, manzanas, peras y en verano, de vez en cuando, una fresa o frambuesa.

También les gustan y les son buenas las plantas de condimento como el perejil, comino, salvia, etc.

Las menos apropiadas: patatas crudas, lechuga y todas las clases de col por producir flatulencias.  

Las venenosas: semillas de patata y alubias crudas.

También podemos coger plantas del campo siempre y cuando las conozcamos: hojas de diente de león, alfalfa, trébol amarillo, ortigas tempranas (aportan calcio, hierro, fósforo,  proteínas y vitamina D. Hay que dejarla marchitar un poco antes para que pique menos), etc.   

Menos apropiadas: trébol rojo porque hincha mucho.

Venenosas: perejil bastardo, belladona, cólquico o azafrán bastardo, etc. 

Etapas de desarrollo de un conejo

Al igual que cualquier ser vivo, el conejo tiene sus etapas de crecimiento y desarrollo y según éstas tiene una alimentación.

Etapa joven: durante las 3 primeras semanas se alimenta de la leche de su madre, después empezará a comer heno de alfalfa y pienso sin dejar la leche hasta las 7 semanas y a las 8 semanas son destetados (dependiendo de la raza).

A los 3 meses de edad podemos introducirles alguna verdura poco a poco y observamos si la toleran bien.

Etapa adulta: entre los 7 meses y el año, debemos cambiar la proporción entre pienso y heno, con lo que ahora debe comer más heno de hierba o de avena para ayudar a su sistema digestivo que pienso (el pienso tiene demasiadas calorías para esta edad del conejo).

A partir del año, nuestro animal debe comer su heno principalmente y además varias verduras al día sobretodo las verdosas oscuras y las naranjas (zanahoria).

Podemos darle fruta pero con moderación ya que tienen muchas calorías.

Etapa sénior: los conejos mayores de 6 años de edad pueden ser alimentados con la misma dieta de los adultos, si no tienen problemas de pérdida de peso. Puede ser que tengamos que aumentar el consumo de pienso si no es capaz de mantener su peso. La alfalfa también se puede dar a los conejos con bajo peso, pero sólo si los niveles de calcio son normales.    

Los Snacks

Una característica importante es que un conejo necesita roer continuamente para desgastar los dientes que están en constante crecimiento. Si no puede desgastarlos correctamente éstos crecerán de manera desigual, lo que le puede causar que no coma bien y a la larga al ser tan largos causen dolor oral y salivación excesiva.

También causan repugnancia para masticar, dificultad para cerrar la boca, y la reducción de la ingesta. La situación se deteriora a medida que los dientes continúan creciendo, y, si no es tratada, tendremos una desnutrición severa.

Así que, de vez en cuando, hay que dar a nuestro conejo la posibilidad de roer y para hacerlo podemos proporcionarle diferentes golosinas o objetos que encontraremos en las tiendas especializadas, especiales para que puedan limarse los dientes.

Entre las golosinas tenemos los Snacks, son barritas con las verduras o las frutas troceadas con lo que el animal tendrá que roer para desprender los trocitos de la barra.

Si, por el contrario, hemos llegado a la situación que nuestro conejo tiene los dientes muy largos, hay que llevarlo al veterinario para que pueda cortarle la parte de los dientes que le sobra.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder