Cornish Rex

La raza de gatos Cornish Rex se caracteriza por ser una raza que se adapta a cualquier tipo de situación, aunque prefieren convivir cálidamente dentro del hogar. Son gatos muy listos y atentos a todo lo que está pasando a su alrededor.

Por lo general, son gatos fuertes y sanos. Con pasarle de vez en cuando un guante de franela para quitarle el peaje muerto es suficiente para su cuidado.

Es una raza mediana, con las patas delgadas y altas. El pelaje es un poco rizado y acepta cualquier patrón y color.

cornish 2.jpg

Cornish Rex es una raza de gato originaria de Cornualles, en el suroeste de Inglaterra.

El Cornish Rex tiene un esqueleto de huesos muy finos y puede presentar cualquier color y dibujo. Tiene un pelaje suave y ondulado. El cuerpo es delgado, con el abdomen hundido como el de un galgo.

Se puede decir que el Cornish Rex es un capricho de la genética, una mutación espontánea originó su curioso pelaje ondulado. Desde este hecho, allá por los años 1950 en Inglaterra, el Cornish Rex no ha parado de ganar adeptos, su carácter cariñoso y su fácil cuidado lo convierten en un excelente y excéntrico animal doméstico.

Carácter – Convivencia – Comportamiento – Educación:

El Cornish Rex es un gato juguetón y afectuoso, muy sociable, le encanta el contacto con los niños. Inteligente e independiente, si convive con otros gatos es fácil que acabe liderando al grupo. Suele adaptarse fácilmente a distintos ambientes aunque preferirá espacios interiores cálidos y confortables.

En lo que respecta al comportamiento del gato de raza Cornish Rex se podría decir que no pasa inadvertido. Es muy vivaz y decidido y si fue correctamente estimulado se podría decir que no le tiene miedo a nada.

Con sus orejas grandes y erectas parece siempre en estado de alerta. Si bien es independiente también es decididamente casero y suele mostrar un gran apego hacia sus dueños.

Otra cosa que caracteriza al comportamiento del gato de raza Cornish Rex es su variedad de vocalizaciones y muchas veces sus ejemplares hacen uso y abuso de ellas no sólo a fin de llamar la atención sino de imponer sus propias reglas, hecho que hace imprescindible una educación desde edad temprana.

Cuidados y Salud:

El Cornish Rex no necesita una atención demasiado meticulosa, bastaría con pasarles un guante de franela de vez en cuando para arrastrar el pelo muerto y mantener el pelaje brillante aunque también es recomendable habituarlos al baño esporádico con algún champú específico para evitar el exceso de grasa.

Por su alta temperatura corporal habrá que prestar atención a la limpieza frecuente de orejas, uñas y cola en el caso de los machos.

Se trata de un gato fuerte y sano. Durante los primeros años de vida se puede presentar algún catarro originado por la alta temperatura de su cuerpo y la escasa protección que ofrece frente a las inclemencias meteorológicas debido a la falta de pelo de guarda.

Otro aspecto a tener en cuenta es el relativo a su alimentación, en la edad adulta son animales de gran voracidad con tendencia a la obesidad si no les procuramos una dieta sana y equilibrada.

Historia:

Estos gatos se originaron de gatos de pelo corto sin pedigrí. De los primeros gatos que se conocen, sabemos que nacieron en una granja situada en las montañas de Cornualles, Inglaterra, y que nacieron por azar, puesto que hasta ese momento se desconocía el gen Rex en gatos, no en cambio en otros animales que sí se conocía anteriormente.

El primer Cornish Rex, conocido como Killibunker, nació en 1950 en Cornwall (Inglaterra) fruto del cruce de dos gatos comunes de pelo corto (British Shorthair).

Más tarde, en 1957 la raza se introduciría en Estados Unidos donde criadores de gatos con la ayuda de genetistas le darían el aspecto que ahora tiene, atrayendo un considerable interés en todo el mundo. Esta raza fue reconocida por primera vez en 1967 por la Cat Fanciers Association.

Apariencia General:

El Cornish Rex es un gato mediano, esbelto y musculoso de patas largas y delgadas. La cabeza es triangular de perfil recto y alargado, las orejas grandes y cónicas. Ojos ovalados en tonos acordes al manto. Su pelaje es rizado con ondulaciones, corto y denso, el tacto recuerda al astracán. El manto, admite todos los colores y points.

La cabeza del gato de raza Cornish Rex es triangular, de tamaño medio; el cráneo es plano y la nariz es larga y derecha lo cual le da la característica de lo que se denomina un perfil romano. Las orejas son extremadamente grandes y de porte alto. Los ojos de la raza Cornish Rex son de forma ovalada, brillantes y de color claro, haciendo juego con el color de la capa.

El cuerpo del gato de raza Cornish Rex es de talla media, delgado pero musculoso y de espalda arqueada y de osamenta muy fina que le da el aspecto característico de los lebreles.

Las patas son largas y derechas. La cola es delgada y puntiaguda, cubierta de pelo rizado.

En cuanto al pelaje está compuesto sólo de pelo rizado, ondulado, muy corto, denso y sedoso. Hay ausencia de pelo primario y el secundario o subpelo se ondula y pliega sobre sí mismo; las cejas y los bigotes también deben ser rizados.

El gen que produce este carácter es recesivo y se denomina gen r (rizado). Los gatitos pueden nacer sin pelo y recuperan el pelo ondulado en los primeros meses. En la raza de gato Cornish Rex están admitidos todos los colores y también las variedades con blanco.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder