Coronavirus en gatos

El coronavirus felino o FeCV son dos tipos diferentes de virus que atacan a los gatos. El primero de estos virus invade el tracto digestivo de los gatos, mientras que el segundo y más grave provoca una peritonitis infecciosa felina. Estos coronavirus tienen también tipologías concretas en perros, cerdos o seres humanos.

6857183779432a2e2b25z.jpg

En primer lugar hay que señalar que el coronavirus de primer tipo es una enfermedad vírica es muy contagiosa entre felinos, y se transmite por las mucosas. Los síntomas son leves e incluyen infección respiratoria y problemas en ojo y nariz. Normalmente esta enfermedad desparece por sí sola a los pocos días, pero también se puede combatir con diversos medicamentos que deben de ser, en cualquier caso, recetados por el veterinario.

El problema es cuando el coronavirus de primer tipo evoluciona hasta una peritonitis infecciosa felina, una enfermedad mucho más grave, difícil de detectar porque sus síntomas son los mismos que en otras más comunes, y que puede llegar a ser mortal. De hecho no hay tratamiento específico para acabar con esta enfermedad y tan sólo existen medicamentos que permiten detener su avance y aumentar la esperanza de vida del gato. Tan sólo el uno por ciento de los gatos desarrolla la enfermedad más grave a partir de la más leve.

Las prevenciones para que nuestro gato no contraiga esta enfermedad son las clásicas en estos casos. Bañarlo a menudo y desparasitarlo con frecuencia es muy importante (especialmente si tenemos más de un gato, puesto que de esa forma el peligro se multiplica). Evitarle el estrés, propiciar una buena alimentación y realizar visitas periódicas al veterinario son otros de los elementos claves para intentar evitar, dentro de lo posible, la aparición de este mal. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder