Criptococosis en gatos

La criptococosis es un proceso de hongos bastante frecuente en los felinos y que puede darse también en caballos, perros y seres humanos. Básicamente se trata de una infección causada por el hongo criptococo. Este hongo crece en forma de esporas en los excrementos de las aves, especialmente en los de las palomas. 

cat-57518640.jpg

La criptococosis se puede dar en tres formas diferentes sobre nuestro gato. La criptococosis en piel se caracteriza por producir inflamación en el hocico, el rostro y el cuello del animal. La criptococosis en nariz es la más habitual y la más sencilla de detectar, ya que sus síntomas comprenden estornudos continuos por parte del gato, exceso de secreciones nasales (en ocasiones con sangre) y dificultades respiratorias). Por último, la criptococosis neurológica es la más grave de todas, y puede llegar a hacer que los gatos desarrollen ceguera, ataques espasmódicos y tengan una completa falta de coordinación.

La forma más adecuada de establecer un diagnóstico claro en todos estos tipos de criptococosis es acudiendo a un veterinario al menor síntoma. Será él también el que nos indique cómo corregir este mal, que pasa por eliminar los hongos del animal para eliminar también los síntomas provocados por los mismos.

En cuanto a la prevención de la criptococosis la misma se puede realizar de forma genérica manteniendo al gato siempre en perfecto estado de salud, sano, en buena forma y con una alimentación adecuada. De forma más específica no deberíamos permitirle cazar en el exterior ni pasear demasiado fuera de casa, ya que el hongo habita, como dijimos, en los excrementos de las aves y si no dejamos que el gato pueda estar en contacto con otros animales las posibilidades de desarrollar esta enfermedad son prácticamente nulas. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder