Cuidados básicos de la tortuga de tierra

El mejor lugar para tener a una tortuga terrestre es en un terreno con variedad de plantas, para que tenga la posibilidad de deambular por donde le plazca. 

Cuando los días ya comienzan a ser frescos y la tortuga duerme más y se prepara para hibernar es bueno que comience esta etapa con los intestinos lo más limpios posibles. 

Tortuga de tierra - Cuidados básicos.jpg

A veces suele dar resultado poner a la tortuga en un recipiente con agua templada o algo cálida, pero no caliente, el cambio leve de temperatura suele provocarle ganas de defecar y orinar. En muchos casos este procedimiento da resultado.

Un ejemplar que esta entrando en esta etapa es natural que no quiera comer o coma menos, cuando entran en este período comienzan a alimentarse de sus propias reservas, por ello es importante que estén bien alimentadas cuando están en épocas de plena actividad.

En los inviernos crudos es bueno darles un refugio. Hay muchas opiniones al respecto ya que algunos aconsejan que es mejor dejarlas todo el invierno en el jardín, otros opinan que directamente no deberían hibernar y ofrecerles en invierno calor artificial. No obstante se les puede dar como refugio  una caja que tenga una buena abertura por si desea salir, dentro de este refugio se puede poner en la base tierra y arena mezclada para que puedan escarbar si lo desean.

Normalmente en invierno suelen enterrarse parcialmente para proteger sus extremidades del frío. Se debe tener en cuenta un lugar que este resguardado de las lluvias para que su vivienda no se deteriore (cubriéndola al menos de la humedad y el frío del crudo invierno).

Si una tortuga en período de hibernación se encuentra en un lugar cálido jamás logrará entrar en esa etapa, una temperatura demasiado agradable suele interrumpir su período de hibernación, más aún si el lugar de nuestra tortuga además de agradable es demasiado cerrado o aislado podría ser víctima de roedores, provocándole serias heridas he incluso la muerte.

También este debe ser un sitio seco ya que pueden proliferar en ella hongos a causa de la oscuridad y la humedad. No te olvides de ella durante el invierno, de vez en cuando hay que controlar el sitio donde hiberna.

Si la tortuga es hembra y está en edad fértil, podría en algún momento querer desovar, para ello no necesariamente debe haber un macho ya que puede poner huevos no fecundados en algún sitio que a ella le resulte seguro, es por ello que la tortuga debe tener un sector con tierra blanda, dicho sector debe darle al animal la seguridad de poder desovar tranquila.

En muchos casos resulta traumático tener un animal como estos sobre un suelo de cemento ya que si por este o por otro motivo, no encuentra un lugar óptimo para poner sus huevos, sencillamente no los expulsa. Los retiene en su interior provocándole severos trastornos y si no es rápidamente tratada puede provocarle la muerte. Además este tipo de suelos no les permite caminar correctamente provocándole a la larga serios problemas físicos.

Tienen la fama de ser animales de pocos cuidados y nada mas errado que eso. Desde el momento que ella llega a tu vida, requiere un gran compromiso para su cuidado y bienestar. Pero tienes que tener en claro que el mejor lugar donde puede estar es contigo.

No pienses nunca en dejarla nuevamente en su hábitat natural porque una vez que salen del es muy difícil que al volver logren sobrevivir. No solo pones en peligro la vida de tu tortuga sino que además corren riesgo otras de su especie al contagiarse enfermedades que las tortugas en cautiverio traen de la ciudad y que no existen en su hábitat natural.

Cualquier duda que tengas sobre su salud, acude de inmediato a un veterinario, una consulta profesional a tiempo es siempre importante. Hay profesionales veterinarios especialistas en reptiles.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder