Devon rex

La raza Devon rex se caracteriza por su pelo corto y rizado. Son gatos sociables, a los que les gusta la convivencia con animales y con otras personas.

Al ser de pelaje corto y casi no perder pelo durante la época de muda, casi no es necesario cepillarle. Aunque no está demás pasarle un guante de franela para quitarle el pelo muerto.

El Devon rex es una raza de tamaño mediano y alargado. Su pelaje rizada admite toda variedad de colores.

devon rex.jpg

El Devon Rex es una raza de gato de pelaje corto y terso que forma suaves rizos.

El Devon Rex tiene unas orejas realmente grandes, cabeza pequeña y grandes ojos ovalados. El maullido que emite es muy suave. Es un gato de naturaleza vigilante y cariñosa.

El Devon Rex pertenece a una de las razas felinas más singulares. A pesar de su parecido con el Cornish Rex, ambos poseen el peculiar pelaje Rex; pelo muy corto y ondulado, el Devon proviene de un gen distinto, descubierto diez años más tarde. Desde entonces, el Devon Rex no ha dejado de sumar simpatizantes gracias a su dócil carácter y su fácil mantenimiento.

Carácter – Convivencia – Comportamiento – Educación:

El Devon Rex es un gato muy afectuoso y juguetón, tranquilo, independiente e inteligente.

No le gusta la soledad, agradecerá la convivencia con otros gatos y, sobre todo, el contacto con seres humanos, de los que podrían crear verdadera dependencia. Se adaptará sin problema a cualquier entorno aunque suele preferir los espacios interiores.

Es una raza inteligente y vivaz que pone todo su empeño en lograr lo que quiere. El Devon Rex tiene la curiosa costumbre de mover la cola como un perro, cuando está contento. Por esto, y por su capa rizada, a veces se le llama "gato caniche".

Es un gato de naturaleza extrovertida, vigilante y cariñosa, que emite un maullido muy suave. Le encanta jugar, pero prefieren recostarse tranquilo en un buen sillón o en la falda de su compañero humano.

Por sobre todas las cosas, el Devon Rex es muy apegado a sus humanos y los convertirá en el centro de su vida, exigiendo y dando mimos sin parar.

Cuidados y Salud:

El Devon Rex no necesita una atención demasiado meticulosa, como no pierden mucho pelo durante la muda, bastaría con pasarles un guante de franela de vez en cuando para arrastrar el pelo muerto y mantener el pelaje brillante aunque también es recomendable habituarlos al baño esporádico con algún champú específico para evitar el exceso de grasa.

Se podría presentar algún problema con las orejas relacionado con el exceso de cerumen. En estos casos, habrá que prestar atención a la limpieza frecuente e incluso, si fuese necesario, aplicarles regularmente un producto específico que normalice la secreción.

A pesar de la fragilidad que puede presentar su aspecto, el Devon Rex es un gato fuerte y sano y suele disfrutar de una longeva existencia.

Historia:

Sus orígenes consistieron en una mutación del pelo rizado, sucedida en Devon en 1960. Esta raza de gatos poseen un gen recesivo (mutado del gen dominante), el cual es el responsable del pelo liso y normal del Devon Rex. El primer Devon Rex fue descubierto en Buckfastleigh, Devon, (Inglaterra), en 1960 entre una camada de gatitos salvajes cerca de una mina abandona de estaño. Como se dijo, la casta fue pensada inicialmente para ser ligada al cornish Rex, pero esto no dio buenos resultados.

Su característico pelaje se debe a una inicial mutación genética natural del pelo liso al pelo rizado, aunque también ha influido el constante trabajo humano para mantener y mejorar las cualidades originales.

Apariencia General:

El Devon Rex es un gato mediano, alargado y musculoso. Su aspecto es ágil y fibrado dado sus delgados pero fuertes músculos.

Tienen las patas ligeramente torcidas respecto al cuerpo. Cuando más se evidencia este hecho, es en una posición muy característica que suele llamarse en “forma de O”.

Tiene las orejas enormes muy separadas de base muy ancha y de punta redondeada. Su cuello es esbelto y su cara es ovalada con las mejillas llenas. Su mentón está bien definido y su nariz suele ser del color del manto. Sus ojos son ovalados separados y luminosos y normalmente adquieren el color según el manto, algo que también ocurre con su nariz.

Los ojos son grandes, ovalados y bien separados, de color luminoso.

Su pelaje rizado resalta el sombreado y atenúa el dibujo. Su aspecto es de oveja mal esquilada; aunque a pesar de esa impresión su manto es suave al tacto cual melocotón. Hasta el pelo de sus cejas y sus bigotes es rizado. Su manto admite toda la variedad de colores y points; y en raras ocasiones puede tener el pelo largo a causa de algún cruce con persa. En las demás ocasiones su pelaje es corto por lo que suele ser un gato friolero. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder