Doberman, razones para escoger esta raza

El Doberman es un perro ideal para tener en casas con jardín o lugares con extensiones de campo. Se trata de una raza bastante actual, cuya creación se remonta a finales del siglo XIX.

doberman1.jpg

Mucho se ha dicho sobre el carácter, la conducta y el comportamiento del Doberman, sin embargo, los expertos recomiendan que esta raza sea adiestrada desde cachorro para evitar desequilibrios o problemas.

La convivencia con niños, personas mayores y otros perros será excelente si el Doberman es enseñado desde pequeño. Es cariñoso, juguetón y enérgico, teniendo que cuidar de los juegos bruscos, que inconscientemente protagoniza.

Por otra parte, al tener pelo corto, es muy fácil de mantener, porque no tendrá que ser peinado ni perderá pelaje en verano o cuando comienza el calor.

El Doberman es un perro muy inteligente, con una conducta ejemplar, además de ser valiente y decidido. No tendrá miedo en interponerse ante un peligro de su amo, a quién le brinda su amor y devoción incondicional.

El dueño del Doberman debe ser una persona firme y tranquila, que tenga paciencia para enseñarle y explicarle lo que está bien y lo que no. El perro obedecerá si además, le brinda amor y cariño.

Es una raza sumamente fiel, sociable y también algo inquieto, porque tiene mucha energía. Es recomendado sacarlo a pasear todos los días o permitirle que corra por un jardín o un campo.

Puede llegar a ser un tanto desconfiado y arisco con los que no conoce, sobre todo si considera que serán un peligro para su familia. En cuanto a lo emocional, el Doberman necesitará estar con otros perros para ser equilibrado y amigable.

El promedio de vida de un Doberman es de 13 años. Cabe destacar también que es tan inteligente que puede llegar a aprender más de 30 mandos distintos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder