Dogo de Burdeos, enfermedades y problemas de salud

El Dogo de Burdeos a pesar de su aspecto fuerte, es un animal especialmente frágil en temas de salud. Tiene predisposición genética a sufrir enfermedades como displasia de cadera, torsión de estómago, problemas de corazón como estenosis aórtica y problemas oculares como conjuntivitis y ectropión. La esperanza de vida de esta raza es de 10 años de media.

dogodeburdeos5.jpg

El aspecto fuerte y rudo del Dogo de Burdeos entra en clara contradicción con la salud de este perro, que resulta especialmente frágil. 

De hecho, la esperanza de vida de estos perros es de sólo unos 10 años de media, debido a que padece tanto enfermedades propias de su tamaño, como hereditarias, propias de su raza.

Como ocurre con todos los perros de gran  tamaño, es importante señalar que el Dogo de Burdeos tiene tendencia genética a padecer displasia de cadera, y torsión gástrica. La displasia de cadera es un problema óseo que cursa con cojera más o menos aparente (dependiendo de su gravedad), y con dolor en el momento que el perro intenta hacer ejercicio. Se define como una falta de encaje entre la articulación de la cadera y la cabeza del fémur.

En cuanto a la torsión gástrica, hay que decir que se debe a la debilidad de los ligamentos que sujetan el estómago del perro. Esto provoca que pueda llegar a girar sobre si mismo, evitando que vacíe su contenido, y llegando incluso al colapso. No existe un método perfecto para prevenir este trastorno, pero sí que ayuda el proporcionar la comida repartida en dos tomas, y el procurar que el perro no haga ejercicio inmediatamente después de haber comido.  Sus principales síntomas son el nerviosismo del perro, los intentos fallidos de vomitar, y un abdomen duro.

Asimismo, también hay que tener en cuenta que el Dogo de Burdeos tiene predisposición a sufrir disfunciones del corazón , como diversas cardiomiopatías, y estenosis aórtica, un problema de estrechamiento de la válvula, que provoca una mala circulación de la sangre al corazón, y problemas respiratorios.  Este trastorno tiene también como consecuencia que los perros de esta raza sean especialmente sensibles a los golpes de calor.

Finalmente, destacamos que en los Dogo de Burdeos también son habituales problemas de la vista, como la conjuntivitis y el ectropión, que consiste en que el párpado inferior se doble hacia el exterior,  quedando parcialmente expuesto. Puede ocasionar inflamaciones, irritaciones e, incluso, infecciones.

Recuerda siempre que las enfermedades del Dogo de Burdeos descritas en este artículo tienen tratamiento veterinario. Si quieres que tu perro tenga una vida saludable, no dudes en llevarlo a la consulta ante la aparición de algún síntoma sospechoso.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votos, media: 3,33 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder