El cerebro del perro

Las personas a las que no les gustan los animales no valoran su inteligencia como un factor destacable, pero la verdad es que si las personas y los perros podemos ser los mejores amigos es en buena parte porque tenemos muchas cosas en común.

6343277888afa89df739z.jpg

Los expertos en comportamiento canino señalan que el cerebro del perro y el humano tienen una manera cada vez más parecida de procesar las voces y la información que reciben de su entorno. Por lo tanto, la comunicación es cada vez mayor. De hecho, los etólogos afirman que los perros tienen en su cerebro un área destinada a interpretar la voz y las emociones que ésta le transmite. Ésta es una de las razones por las que la comunicación con nuestra mascota es cada vez más fluida.

El motivo de esta evolución paralela se puede situar en que perros y personas hemos compartido un entorno similar, lo que nos ha hecho aprender mutuamente algunas claves de comunicación , como lo que significa la risa humana o el ladrido de un perro que tiene miedo. Estudios recientes han desvelado, de hecho, que la mente canina tiene en la actualidad, una zona especializada en interpretar las voces y las emociones que las provocan, y que reacciona de manera bastante parecida ante los sonidos a como lo hacemos nosotros. Es más, aun resultan más sensibles que las personas a los ruidos intensos.

Esta capacidad del cerebro canino demuestra que, con un trabajo bien hecho, se puede desarrollar la inteligencia de los perros, estimulándoles a hacer cosas que hasta ahora casi no podríamos haber imaginado. Aunque a nivel fisiológico ambos cerebros sean muy diferentes, la verdad es que hay muchas más cosas que nos unen de las que podría parecernos a priori.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder