El gato Común Europeo, consejos sobre su alimentación

El gato común europeo proviene de una cruza de gato montés africano (Felix Libyca) pero muchos consideran que sus genes predominantes son del gato de jungla (Felix Chaus).

Al ser llevado por los conquistadores a Europa y América, supuso a su vez una división en dos “clases”: gato europeo de pelo corto y gato americano de pelo corto.

 
elgatocomuneuropeo.jpg

Una de las características del gato común europeo, y que tiene mucho que ver con los consejos sobre su alimentación, es el tamaño: mediano, con un peso de no más de cinco kilos (machos adultos).

Si el gato común europeo va a tener acceso al jardín o al parque, es decir, lugares donde pueda trepar, correr o cazar roedores y pájaros, es preciso tener en cuenta algunos consejos sobre su alimentación, ya que no necesitará tanto pienso (si es que se permite que cace para comer). Si en cambio, el gato común europeo vive únicamente en un lugar cerrado como es un piso en la ciudad, es vital vigilar su peso, debido a que puede engordar por falta de ejercicio.

Muchos de los ejemplares de gato común europeo sufren este problema porque prefieren dormir antes que moverse, sobre todo en los casos de gatos esterilizados. Si el dueño del gato comun europeo elige alimentarlo con pienso seco, siempre debe tener al lado su bebedero con agua fresca para que pueda hidratarse. Si el pienso escogido es el húmedo, tener cuidado de limpiar correctamente el comedero.

Es probable que si el gato común europeo huele algo que no le gusta en su plato no comerá ni beberá, por ello la higiene en sus efectos personales es primordial, sobre todo si en la casa viven otros animales. Por lo demás, no hay que preocuparse demasiado por la alimentación del gato común europeo, ya que es una raza muy fuerte que vive hasta los quince años aproximadamente.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder