El gato Común Europeo, salud y prevención de enfermedades

El gato común europeo es de las razas más sanas y fuertes que se conocen, debido, según indican los expertos, a sus antepasados salvajes de África.

No hay enfermedades relacionadas al gato común europeo y si se lo lleva a la consulta con el veterinario una vez al año, puede vivir hasta los 15 años gozando de excelente salud.

 
elgatocomuneuropeo1.jpg

Uno de los problemas relacionados al gato común europeo es la reproducción, ya que tiene la capacidad de procrear con mucha más facilidad, frecuencia y cantidad que cualquier otra raza. Por ello, se aconseja a los dueños tomar las precauciones debidas, es decir, la castración en caso de los machos o la ovariohisterectomía en las hembras. Esto evitará una proliferación de gatos, que luego se traduce en una población aumentada y sin hogar.

El gato común europeo no requiere de muchos cuidados para evitar que se enferme, ya que es bastante resistente y su sistema inmune puede directamente “rechazar” las enfermedades. Sin embargo, no hay que descuidar su salud en varias etapas de la vida del animal.

Los principales cuidados de un gato comun europeo se deben cumplir: durante las primeras semanas de vida, cuando la hembra está preñada o amamantando y después de los siete años.  Es en esos momentos “críticos” cuando se necesita prestar más atención a sus necesidades y llevarlo al veterinario para controles periódicos, así como también cumplir con las prescripciones médicas.

Por su parte, se recomienda no dejar de lado el calendario de vacunación para evitar alguna enfermedad grave en el gato común europeo, sobre todo cuando es cachorro y los virus pueden ser mortales.

El gato común europeo es una raza ideal para las personas que no están mucho tiempo en la casa o bien para aquellos que nunca han tenido mascotas antes, porque no tendrán problemas en mantenerlo sano.

 
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder