El gato Siamés, consejos higiene y cuidados especiales

Adoptar un gato siamés requiere de una previa evaluación de algunos aspectos relacionados a su higiene y cuidados especiales.

La limpieza del gato siamés y de sus pertenencias puede disminuir su vulnerabilidad a sufrir enfermedades.

 
elgatosiames3.jpg

Si bien hay voces a favor y en contra sobre bañar a los gatos, lo cierto es que muchos lo toman como una parte más dentro de la higiene del gato siamés, sobre todo porque su pelaje queda de lo más bonito. Para que esta actividad no sea una tortura (para la mascota y para el amo), es preciso acostumbrarlo desde cachorro y que crea que se trata de un juego.

El cepillado del pelo es muy importante en un gato siamés, pero como es corto, no es preciso que se realice más de una vez a la semana. Lo bueno es que no pierde demasiado, sobre todo si consume un buen pienso. Los cepillados forman parte de la rutina de higiene del gato siamés porque evitan que se produzcan bolas de pelo.

También se puede frotar con una gamuza para que el pelaje del gato siamés siempre esté brillante y sano.

Entre los cuidados especiales del gato siamés, vale destacar que es una raza muy enérgica y que necesita hacer ejercicio todos los días (o día por medio por lo menos). Además, puede sufrir obesidad porque le encanta comer, por lo cual estar en movimiento mantendrá su cuerpo esbelto y estilizado.

El aseo de los dientes del gato siamés es un proceso complejo que requiere cierta paciencia. Algunos dueños optan por llevarlo al veterinario para que realice este cuidado y aprovechar para que lo revise y le corte las uñas.

No hay que olvidar en lo que se refiere a la higiene del gato siamés, su bandeja sanitaria o arenero. Es fundamental cambiar las piedras o arena periódicamente, así como también lavar y desinfectar.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder