El pelo del gato: no cepillar, no cortar.

No es aconsejable cortar el pelo de los gatos, pero sí cepillarlo periódicamente en función de las necesidades de cada especie. Un pelo brillante y sedoso es un síntoma de buena salud.

pelo1.jpg

El pelaje del gato es un reflejo de su estado de salud. Cuanto más brillante y suelto al tacto esté, tanto más positivo es el mensaje que transmite sobre su salud. El pelo de nuestro gato varía según su edad, por ejemplo, un gatito suele tener el pelo más suave y corto que el de un adulto. También los cuidados que requiera el pelo de nuestro gato, dependerá de su raza, por ejemplo, la raza Ragdoll cuenta con un pelo más largo y espeso que el del gato común, y por tanto, necesita más cuidados.

Para los gatos de pelo corto se recomienda realizar un cepillado rápido una sola vez por semana. Para los gatos de pelo largo, es necesario realizar un cuidado diario. De cualquier forma será imprescindible contar con el equipo adecuado, es decir, utensilios específicos para el cepillado del gato.  Podemos resolver las dudas en cuanto al correcto cepillado de nuestro gato con nuestro veterinario de confianza o con un peluquero de gatos.

Es importante que nuestro gato encuentre positiva la experiencia de cepillado para que desee repetirla. De esta forma, podrá incluso acudir a nosotros cuando nos vea con el equipo de cepillado en las manos.  Algunos consejos que nos pueden servir para conseguir este objetivo y sacar el mejor provecho del momento del cepillado son:

·         Realizar el cepillado del gato delicadamente

·         Felicitar a nuestro gato con voz tranquila y agradable

·         Si tu gato intenta atacar o jugar con el cepillo, ignóralo. Así aprende que al hacerlo pierde tu atención.

·         Aprovechar el momento en el que el gato se muestre tranquilo para examinar sus uñas, pelo, orejas y boca.

·         Finalizar la sesión de cepillado con algunas caricias a modo de premio.

Un aspecto muy importante que debe tenerse en cuenta es que el pelo del gato nunca debe cortarse. Es vital para nuestro gato en la medida en que puede protegerle del frío y también protegerle de arañazos o de otros factores externos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder