El perro, cepillado y corte del pelo

El cepillado del perro es una parte importante del mantenimiento y cuidado de su pelo. Se mejora el aspecto y la belleza del perro, previene problemas de higiene y mejora su bienestar. Es una actividad relajante para nosotros y muy placentera para el perro.

Los perros - Higiene, Cepillado y corte del pelo 1.jpg

Con el cepillado se consigue una acción mecánica que permite eliminar pelos muertos y mejorar la circulación sanguínea en la base de los pelos, lo que estimula su crecimiento. Por otro lado, se airea la piel y se eliminan polvo y suciedad.

rong>Materiales especializados

Es importante utilizar para el cepillado dependiendo del tipo de pelo.

Así que, podemos encontrar:

Peines: deben tener los dientes de punta redonda para evitar el rascado de la piel. Varían según la distancia de los dientes ya que cada pelo requiere una distancia diferente. Para lograr un peinado eficiente es necesario introducirlo hasta la máxima profundidad del manto.

Rastrillos: tiene una sola hilera de dientes metálicos largos, dispuestos de forma perpendicular respecto al mango. Es muy útil para recortar apelmazamientos densos en un pelo muy enredado, pero se debe usar con cuidado ya que puede hacer heridas a nivel del muslo.

Cardas: consiste en una tabla cuadrada pequeña con un mango corto y unos dientes de alambre, finos, curvados y muy próximos entre sí. Se coloca con los dientes cerca de la piel del animal a través del manto y se mueve la carda hacia abajo, de manera que al entrar en el manto y deslizarlo hacia abajo permite aflojar el pelo y recoger sin esfuerzo el pelo muerto e incluso algunos nudos pequeños. Cuidado en no dañar la piel.

Cepillos: pueden ser de diferentes materiales como cerdas de nylon o sintéticas, cerdas naturales (cerdo) o de alambre blando.  Lo mejor son las cerdas naturales porque las sintéticas acumulan electricidad estática y rompen el manto. El pelo debe peinarse des de la piel hacia fuera y en pequeñas cantidades.

Manoplas: pueden ser tipo guante o redondas y normalmente son de goma. Sus púas son pequeñas y redondas, ideal para peinar al pelo corto llevándose el subpelo muerto y dándole brillo al pelo externo.

Tipos de pelo

Pelo duro: este tipo se caracteriza por no hacer muda, el pelo muere pero no se cae. La técnica que se utiliza en peluquería canina es el “stripping ” y lo que hace es arrancar el pelo muerto de raíz con una cuchilla o navaja especial, de manera que se renueva y se selecciona el pelo. Si no se hiciera, el pelo muerto no dejaría salir al nuevo y provocaría problemas dermatológicos. Esta técnica se puede hacer 2 veces al año para mantener el buen estado del pelo; si es por estética, cada 2 meses.  Para peinarlo en casa, bastará un cepillo de cerdas a contrapelo para sacar el pelo muerto, un peine y una carda en las zonas que sean necesarias.

Razas: Schnauzer, Fox Terrier, West Highland White Terrier, Teckel pelo duro, Irish Wolfhound, etc.

Pelo corto: tiene dos variantes, el corto raso y  el corto con subpelo, es decir, que tiene otra capa debajo. Las dos necesitan una manopla o cepillo de goma y un peine de púa estrecha. El corto con subpelo puede necesitar una carda para deshacer los nudos. Cepillarlo mínimo una vez por semana para mantenerlo brillante. No se corta nunca, le privaríamos de su protección natural. Se puede lavar cada 2 meses.

Razas corto raso: Boxer, Dálmata, Doberman, Bulldog, Bullterrier, Bassethound, Pointer, Mastiff, etc.

Razas corto con subpelo: Rottweiler, Labrador, Shar pei, Rhodesian Ridgeback, etc.

Pelo semilargo: hacen dos mudas al año para cambiar el pelo. Hay que cepillarlos muy a menudo y en la época de muda, cada día. Utilizaremos una carda dura y un rastrillo para llevarnos el pelo muerto. Los bañaremos cada mes o cada dos meses. No es recomendable cortarles el pelo porque les cuesta mucho que crezca.

Razas: Pastor Belga, Pastor Alemán, Alaska Malamute, Husky Siberiano, Terranova, Collie, Chow-chow, etc.

Pelo largo lanoso: se cepilla diariamente con una carda dura y un rastrillo. El corte de pelo se hace en primavera y en otoño, de manera que es más fácil y cómodo para el perro y el propietario. Lo bañaremos cada mes o cada dos meses.

Razas: Bobtail, Gos d’atura, Pastor de Brie, Bearded Collie, Bouvier de Flandes, etc.

Pelo largo fino y delicado: Tenemos 2 grupos de razas:

1.- Afgano, Yorkshire Terrier, Cocker Spaniel Americano, Shih-tzu, Lhassa Apso, Maltés, etc.

Requieren peluquería quincenal. Se usa un cepillo de púas redondas y con los nudos una carda suave. Se cepilla siempre a favor del pelo. Se puede cortar.

2.- Setter, Cocker Spaniel inglés, Golden Retriever, Teckel de pelo largo, etc.

Utilizaremos los mismos productos que los anteriores pero no tan a menudo, su pelo no es tan delicado.

Pelo rizado: Este pelo no hace ningún tipo de muda, siempre va creciendo. El cepillado es muy importante para quitar el pelo muerto, por lo que hay que hacerlo cada día con una carda suave y un peine de púa mediana.  Se corta cada 2 meses.

Razas: Caniche, Bichón Frisé, Perro de agua español, etc.

Pelo en forma de rastra: es el tipo de pelo más especial entre perros. Hay que trabajarlo con las manos, con un peine de púa ancha se peina des de la piel hasta el nudo. Los baños de hacen una o dos veces al año. Tampoco hace muda por lo que, cuando el pelo va muriéndose en una misma rastra, ésta se cae porque tiene más pelo muerto que vivo.

Razas: Komodor, Puli, Pastor de Bergamo, etc.

¿Cómo podemos deshacer un nudo?

Nudo pequeño: Suele eliminarse con el cepillado, pero los que están detrás de las orejas o debajo de las patas son más difíciles de sacar por su posición, y si intentamos sacarlo con el peine podemos hacerle daño por ser una zona más sensible. De manera que sería mejor cortarlos.

Nudo grande: primero intentar deshacer el nudo con una de las púas del rastrillo o del peine y si no se puede debería ser cortado.

Todas las actuaciones que requieran unas tijeras hay que hacerlas con cuidado de no cortar al animal, el perro siempre puede realizar un movimiento brusco. Las debería hacer un profesional de la peluquería canina.

¿Cuándo mudan los perros su manto?

Normalmente, los perros mudan dos veces al año (en primavera y en otoño) dependiendo del pelo, pero hay veces que algunos pierden más pelo de lo normal y eso es debido a las condiciones artificiales de luz y temperatura presentes en el entorno doméstico. En condiciones naturales, los periodos de muda están controlados por los factores ambientales, como la cantidad de luz del día y la temperatura ambiental, siguen los ciclos de las estaciones.

Conclusión

Queremos resaltar, que dependiendo de cada perro, los baños y cuidados de su pelo pueden cambiar un poco respecto a lo dicho anteriormente, cada uno tendrá una rutina, un estilo de vida o unas aficiones deportivas que requieran un aseo más estricto o por el contrario pueda dejarse, entre un baño y el otro, un espacio de tiempo más largo.

Cualquier duda que pueda tener sería bueno que lo comentara con un profesional de la peluquería canina.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 4,00 de 5)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder