El tubo digestivo del perro, Abceso de la muela carnicera

La muela carnicera es el nombre que reciben  el último premolar de la mandíbula superior y el primer molar de la mandíbula inferior del perro. Una de las enfermedades más habituales en la boca del perro es la aparición de un abceso en esta muela.

eltubodigestivodelperroabcesodelamuelacarnicera1.gif

El abceso de la muela carnicera del  perro se produce cuando el hueso que le corresponde por encima se necrosa, por causas muy diversas: desde una contusión o traumatismo a un problema puramente estricto del diente. Este abceso da lugar a una llamativa lesión en el interior de  la boca.

Entre los síntomas de que un perro tiene un abceso de la muela carnicera, destaca sobretodo las molestias del animal al comer. Si se le observa la boca, se ve como tiene un agujero pequeño que drena el líquido fruto de la infección, y que puede tener bacterias. Esto ocurre sobretodo en la muela situada en el maxilar superior, más que en el inferior.

Si observas que tu perro tiene este pequeño orificio, o simplemente ves que tiene  molestias al masticar, es necesario que acudas a la consulta de tu veterinario tan pronto como sea posible. Él valorará el alcance del abceso, y cual de los dos posibles tratamientos es más adecuado para la lesión: extraer la muela o hacer una endodoncia. De igual modo, hará las pruebas necesarias para llevarlo a cabo, ya que ambos requieren de anestesia general.  De todas maneras, tu puedes tomar ciertas precauciones, para ayudar a tu perro a pasar el trance lo mejor posible, como darle una dieta blanda y evitar que muerda sus juguetes favoritos.

Asimismo, también debes tener en cuenta que, una vez extraída la muela, debes volver al veterinario si tu perro sigue sangrando más de 4 días después de la intervención, no come, o no ves que, en general, no tiene un buen estado de salud.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder