Enfermedad por el arañazo de un gato

En ocasiones los gatos son involuntarios transmisores de algunas enfermedades a los seres humanos. Una de las más comunes (aunque no excesivamente grave) y que afecta normalmente a los niños es la llamada enfermedad por el arañazo del gato.

cat-169566640.jpg

Esta enfermedad tiene origen bacteriano, y puede ser transmitida por el arañazo o el mordisco de un gato infectado. También puede contagiarse al poner en contacto la piel con saliva de gato, debido a alguna herida microscópica.

La persona que contrae la enfermedad de arañazo de gato verá cómo se hincha mucho el lugar de la herida, siendo esta la primera señal. A continuación le subirá la fiebre y tendrá dolor de cabeza. La fatiga y el malestar general aparecen comúnmente asociados también a esta dolencia, al igual que la inflamación de los ganglios linfáticos en los alrededores de la herida. En otros casos también puede aparecer inapetencia alimenticia y dolor de garganta. Evidentemente, y a la vista de los síntomas anteriores es sencillo comprender que esta enfermedad queda sin diagnosticar en muchas ocasiones, ya que esos mismos síntomas son los equivalentes a cualquier catarro o anginas (con exclusión de la hinchazón).

En ocasiones esta enfermedad no necesita tratamiento médico. En el caso de que se muestre más virulenta un tratamiento como antibióticos podría ayudar a su eliminación. De cualquier forma los mismos deben de ser recetados por un médico, al cual acudiremos al menor síntoma de la enfermedad.

Pese a que esta enfermedad tiene posibilidades de complicarse, especialmente en niños y personas de edad avanzada, lo cierto es que esos casos son realmente raros y aparecen casi siempre unidos a otras patologías anteriores.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder