Enfermedades producidas por virus, bacterias y hongos

Al hablar de las enfermedades que afectan a los peces del acuario en muchas ocasiones se olvida que el origen de las mismas no es siempre igual, y que por lo tanto su tratamiento tampoco puede ser idéntico.

bacterias.jpg

Generalmente las enfermedades de los peces de acuario son provocadas por virus, bacterias y hongos, además de por la presencia indeseada de parásitos, por lo que resulta de interés hacer un pequeño balance de las más comunes y su forma de prevención y solución.

Entre las enfermedades provocadas por virus las más comunes son la hidropesía (caracterizada por una hinchazón en el abdomen del pez que normalmente acaba con la muerte del ejemplar y que realmente tiene muy difícil solución), la necrosis hematopéyica (que provoca episodios de hiperactividad en el pez seguidos de estancias casi parado, además de ciertas heridas sangrantes en las aletas, y que es especialmente común en peces de agua fría como las carpas, aunque también aparece con habitualidad en los conocidos Pangasius), o la viruela de la carpa (que provoca pequeñas verrugas blanquecinas sobre la piel del pez y se da sobre todo en ciprínidos).

Las bacterias, por su parte, son las culpables de la mayoría de las enfermedades de peces de acuario. Entre ellas hay que conocer las aletas podridas (que puede corregirse con un aumento de temperatura), la columnaris (que puede atacar a la cabeza y la boca y resulta mortal cuando se centra en las branquias), la septicemia (con un origen claro en el estrés de los peces, y que casi siempre resulta mortal) e incluso la tuberculosis piscícola.

Los hongos, por su parte, causan algunas enfermedades bastante habituales como la branquiomicosis (que causa inapetencia y puede ser mortal cuando se extiende por las branquias), la ictiosporidosis (que causa descamación y úlceras por la piel del pez y también tiene un alto índice de mortalidad) y la saprolegnia. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder