Escoger collar, correa o arnes

Diferencias entre collar, arnés o petral. Que aspectos debemos de tener en cuenta a la hora de decantarlos por una u otra opción.

Articulos de paseo para perros (6).JPG

El collar sigue siendo el método más utilizado a día de hoy para pasear a nuestro perro pues permite un buen control sobre este.

Siempre debemos valorar la anchura y el material que escogemos, piel, metal o nylon según nuestras necesidades.


Las correas solemos escogerlas a juego con el collar, pueden incorporar empuñaduras plásticas muy útiles, o bien pueden ajustarse a la cintura para el paseo y/o trekking, adaptarse a nuestra bicicleta, con materiales reflectantes al igual que el collar o forradas en neopreno.

También existen collares con correa especiales, tipo Halti, para educar a perros que tiran, especialmente difíciles.

El arnés tiene sus orígenes en el mushing , forma de transporte nórdica caracterizada por el uso de perros de tiro y esquís, por eso abraza la práctica totalidad del cuerpo de nuestro perro, intentando repartir la fuerza.

Actualmente se utilizan mucho en cachorros y razas pequeñas, permitiéndoles mucha libertad de movimiento, pero en detrimento del control.

El petral es todavía más sencillo que el arnés en su diseño, rodea el pecho de forma diferente a este y proporciona incluso algo más de comodidad y libertad al perro, lo cual se traduce en más pérdida de control.

Para el uso de cualquiera de ellos, hemos de valorar el tamaño de nuestro perro y su nivel de educación.

Si tu perro es mediano o grande, un collar te dará mayor seguridad que un arnés. En cambio, si tu perro es pequeño, un arnés o un petral será suficiente y más seguro para tu mascota.

Son muchos los collares, correas y arneses que tenemos a plena disposición en el mercado, por esta razón, es recomendable conseguir uno de calidad que aporte a nuestro perro la mayor calidad posible.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder