Escoger un acuario – Recipiente

Existen multitud de modelos y tamaños de acuario, incluso kits donde se incorpora el tanque y elementos sólo aptos para peces de agua fría o caliente, y otros idóneos para sistemas marinos.

Escoger un acuario - Recipiente.jpg

A modo de curiosidad, hoy en día los acuarios son tanques de vidrio sellados con silicona, pero no hace muchos años tenían marcos metálicos, y a menos que fueran de acero inoxidable no eran aptos para marino pues generan toxinas en contacto con el agua salada.

Una recomendación para los que se inician sería empezar con el acuario más grande que puedan permitirse.

A mayor volumen de agua las condiciones de esta son más estables y fáciles de controlar. Cuanto más grande más fácil.

El acuario debe ser, en primera medida, escogido según el tipo de peces a alojar, aunque también podemos hacer el proceso a la inversa, si lo que queremos es tener un acuario en estilo y formato específico.

Si ya tenéis pensados los peces que queréis cuidar, entonces debéis equipar el acuario según sus requisitos y especificaciones referidas al tipo de agua y su pH, a la temperatura, al tipo de iluminación, a las demás especies admitidas (en consideración también del tamaño del acuario) y a los accesorios y plantas que puede albergar.

No siempre un acuario más grande será mejor, ya que a mayor cantidad de agua, mayor presión será ejercida hacia el cuerpo de los peces. Por eso, el tamaño y características de la pecera y el tipo de peces deben ser acordes.

La recomendación es que haya litro y medio de agua, por cada "centímetro" de pez". También debemos recordar que la cantidad de peces que tolera un medio marino es aproximadamente la mitad que un medio de agua dulce de igual tamaño, por lo que este hecho condicionará nuestra elección.

Existen especies de aguas templadas y de aguas frías, y peces de aguas saladas y de aguas dulces.

Estos detalles definirán, de igual modo, el tipo de decoraciones y accesorios. Mientras que en peceras de aguas saladas podemos agregar rocas de sal y rocas tobas, lo que dificulta la tarea de encontrar plantas que sobrevivan en estas aguas endurecidas, en una pecera de agua dulce podremos introducir plantas con mayor facilidad.

Los acuarios de aguas templadas suelen permanecer entre 18°C y 20°C, alejadas del sol y de fuentes de calor, como todas las peceras. En acuarios de agua dulce tropical, la temperatura será mayor, oscilando entre 24°C y 30°C. Podemos regularla con mecanismos reguladores de temperatura, especializados para acuarios, que quedan insertos en el agua, junto con el filtro y el aireador.

Asimismo, los acuarios pueden ser colectivos (en el que conviven diversas especies, según sus mismos requisitos de tipo de agua y temperatura), basándonos sólo en los requisitos mencionados. También puede tratarse de un acuario "regional", que es una pecera que se asemeja a un ecosistema en miniatura, ya sea asiático, tropical u otro, tanto en peces como en plantas y decoraciones.

Se denomina "acuario específico" al que es habitado por una única especie de peces, ya sea uno o un cardumen o pareja. Otro estilo de acuario muy popular es el "holandés", en el que la atención ronda más en torno a las plantas acuáticas que en los peces, lo que son utilizados en este acuario como un accesorio y no como protagonistas.

El acuario de agua salada tropical es el más vistoso y llamativo, aunque es el más costoso y de más difícil mantenimiento. Por lo tanto, siempre se recomienda comenzar por un acuario de agua dulce, que bien puede ser el agua de la canilla, tratada con un producto anticloro y los medicamentos que indique el veterinario o especialista, como el azul de metileno u otro.

Finalmente, para completar tu acuario le puedes dar un toque diferente aportandole vitalidad usando utensilios de nuestra tienda en el espacio de decoración para acuarios, donde te ofrecemos decoraciones de las mejores marcas y con la mejor calidad.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valorar)
Nuestros patrocinadores nos ayudan a mantener la calidad de esta página

Responder